Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Dos goles, cuatro “p” y mucho pundonor dan los tres primeros puntos al CD Calahorra

Primer partido en La Planilla de la temporada 19/20 para un CD Calahorra que logró imponerse con un par de goles (2-0); el primero de penalti de Parla, el posterior, en la segunda parte, en propia puerta. El público presente pudo presenciar un partido muy peleado y disputado; a pesar de un predominio de prudencia y pérdidas de tiempo en el segundo periodo.

Por fin llegaba el primer partido de la temporada. Había muchas ganas de que el balón volviera a rodar, sobre el campo de La Planilla, en partido oficial, a pesar de ello, se dividaba demasiado cemento en los primeros minutos del encuentro.

Salida al campo, «¿primero sorteo o es antes lo de las fotos? ¿y qué pasa con el saque de honor? Eso es lo último, ¿no?» Fotos por aquí, fotos para allá, «agachate un poco, que tu compañero no sale» ponte bie, estate quieto… Sorteo de campos y balón y parla elige atacar, en primera instancia, sobre la grada de La Crianza Rojilla instantes antes de que la reina de las fiestas calagurritanas, Vicky Amor, realizara el saque de honor.

Tras toda la parafernalia superada, comenzaba el encuentro; por fin, rodaba el balón.

El primer disparo; aunque muy lejos de los tres palos, lo protagonizó Jorge Fernández. A los cuatro minutos del comienzo, Galán le ganaba la partida a tres defensas rojillos y disparaba a puerta. Su disparo se iba desviado y Eizmendi, que esperaba en el segundo palo, no pudo prolongar el balón.

Se agazaparon los rojillos y dominaron los vascos. Nueve minutos tardaron en despertar los locales y en explotar su grada.

Ya, en el once, la tuvieron las locales. Joan Rojas ponía un buen centro al área que remataba de cabeza Chaco, duro, abajo y pegado a la base del poste. El portero metió espléndidamente la mano y mandó el balón a córner.

Apretaba y adustaba el Real Unión. Un disparo desde fuera del área, que no lograba atajar convenientemente Natxo Zabal, enmudecía a la grada. Por duerte para los calagurritanos, Sola, delante del alfareño, no logró controlar el esférico.

Llegando casi al 26, el CD Calahorra dispuso de dos buena jugadas. Primero, un pase entre líneas de un destacado Jorge Fernández hacia Joan Rojas, obligaba al portero del Real Unión a salir fuera de la frontal para despejar el balón antes de que éste llegara a los pies de Rojas. Después,jugada de mucho peligro. De nuevo los rojillos llegaban por banda izquierda aunque no terminó Chaco de definir, por la derecha.

En el 36 llegó la jugada con la que cambiaría el partido. Jorge Fernández recogía un pase en el área y Jon Irazusta arrollaba al rojillo. Penalti indiscutible que un inapelable disparó del capitán de la tarde, Parla, trasformaba en gol.

De esta manera se llegó al descanso.

En la segunda parte, los locales cedieron al Real Unión el balón y el peso del encuentro; pero los irundarras no lograban crear peligro sobre la portería defendida por Natxo Zabal.

Jorge Fernández, uno de los protagonistas de la tarde, dibujó una fabulosa jugada en el minuto 75 que maravilló a los asistentes y que terminó en falta. Botó la falta directa José Ramón, quien, posteriormente, volvió a intentarlo con otro disparo lejano. Ambas jugada se resolvieron sin generar peligro.


(imagen de Footters)

Siguió intentándolo el Real Unión. Tenían prisa los irundarras, ninguna los rojillos que intentaban robarle tiempo al partido. Por su parte, entre el público parecía haber problemas para encontrar el balón y devolverlo al terreno de juego.


(imagen de Footters)

La más clara del Real Unión en la segunda parte llegó en el 81’ de un error de Natxo Zabal en un despeje de un balón que recogió Daniel Estrada y tuvo que sacar Alberto Gónzalez bajo palos y a puerta vacía.

Pudo marcar después Orbegozo, quien había salido en la segunda parte, después de que un disparo suyo se envenenara tras golpear en la espuela de un jugador rojillo

Larrucea recuperaba un balón dividido, lo ponía en la zona del córner derecho, Capelete la recogía y la ponía atrás, sobre la llegada de Estrada; pero su disparo salía rebotado contra un jugador del CD Calahorra y Natxo Zabal lograba hacerse con él antes de que Orbegozo llegara a rematarlo.

Y cuando el tiempo ya estaba superado, Jorge Fernández ganaba un rechace en el centro del campo y encaraba en solitario al metal rival. Irazusta logró sacar el disparo del jugador rojillo; pero el rechace golpeó en un defensa irundarra y acabó introduciéndose dentro de la red.

También podría gustarte