Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Un día de campanillas. La crónica de Ángel Sedano del UD Logroñés 1- Racing de Santander 0.

Eso es lo que se tuvo en Las Gaunas, un triunfo de Campanillas. Por la mañana las campanillas eran «tilin» Campo lleno, hasta gente fuera viendo la llegada de los Reyes Magos en una pantalla gigante. Niños, niñas, llenos de ilusión, con ese brillo en sus ojos; venían los Reyes Magos y venian llenos de regalos. Por la tarde las Campanillas eran «tolon» de cencerro con badajo gordo y latón brillante. Venia otro Rey, esta vez el autoproclamado «Rey en el Norte», y estos no traían regalos ni ilusión, estos venian a ganar y robar la ilusión a la afición Local. Venía el Coco, el líder del Grupo II y vendió cara su derrota.

La función de la tarde no llenó Las Gaunas. Interesa poco el fútbol y la Segunda B en Logroño; pero la ilusión de los que vamos cada domingo a Las Gaunas esta a prueba de «bombas» y de Reyes.

Salió muy seria la UD Logroñés. El partido era complicado. Ritmo, intensidad alta, pocos espacios, había que estar muy concentrados y conceder poco al «Rey en el Norte».

En el minuto 12, Víctor López tuvo la primera ocasión; su posición de 9 natural daba sus frutos. Descaro y velocidad ofrecía el joven Logroñés. La defensa del Racing, cuando juega en Las Gaunas, se empequeñece y concede demasiado y en el minuto 14 se plantó solo delante de Iván Crespo que respondio con una gran parada.

Los locales sabían qué querian en los primeros minutos. El Racing presiono más, puso más velocidad y se estiró. Buscó llevar esa primera parte a la intensidad y al físico mientras los riojanos se defendían con criterio y orden, juntando sus líneas y, ante todo, no cometiendo fallos. En el minuto 33 Rayco pidió el cambio y en el 38 apareció el Capitán Miguel con un paradón para que al descanso se fuera con 0-0 en el marcador.

Salieron los Reyes Magos, se llevaron el cariño del público de la tarde los del «tolón» hicieron el saque de honor y dejaron bendecidos a los locales.

Ñoño. Ayyy Ñoño. Quién si no. Un jugador de la casa Frey fue quien puso patas arriba al «Rey en el Norte», desnudando a su defensa, tras colocar el 1-0 en el marcador. Caía el líder en Las Gaunas y, en ese segundo tiempo, se jugó un partido puro de Segunda B. Con mucho corazón, y mucha garra, los locales hicieron meritos, los visitantes poco, para ser el mejor equipo del grupo II. En el minuto 32, el Racing la tuvo pero salio otra vez “Mi Capitan” con un paradón de mucho mérito y así se llegó al final del partido.

Victoria de mérito y muy trabajada. Una victoria muy importante de nuestro equipo, la UD Logroño, ese equipo que nos hace «tilín» y «tolón».

También podría gustarte