Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El duelo rojillo en Anduva se salda con victoria local.

No comenzaban bien las cosas en Anduva. Todo presagiaba una tarde dura y así se vivió desde la entrada al campo.

Salían los jugadores del túnel de vestuarios y, mientras estos saludan al público en el centro del campo, los aspersores rociaron a los riojanos. Gracioso, divertido, anecdótico o, tal vez, presagio de lo que iba a ser la tarde.

Por su parte, los seguidores calagurritanos fueron colocados en la grada de la afición visitante desde la que no puede accederse a ningún otro punto del Estadio. En frente, la afición jabata y el sol. Calor, mucho calor y sin forma de hidratarse con el bar ubicado en la zona cerrado.

Rápido, desde Actualidad Rioja Baja intentamos ayudar a solventar este asunto y comunicamos al club lo que estaba pasando y, ciertamente, hay que reconocer que la disposición del club a solucionarlo fue excelente y rápidamente actuaron. Nosotros, por nuestra parte, intentamos, mientras el asunto se resolvía, ir acercando agua a la zona.

Y mientras tanto, el balón ya había comenzado a rodar por el campo y el resto de medios de comunicación, directivos, acompañantes, directores, delegados de campo y acompañantes disfrutaban ya del encuentro ajenos y despreocupados de lo que estaba pasando con los desplazados calagurritanos.

Tras esto, el partido. Con tres centrales salía a Anduva el CD Calahorra que pronto recordó que Rodrigo había dejado ser un rojillo riojano y por qué había dejado de serlo, siendo ahora un rojillo burgalés; cuando, en el minuto siete de partido, cabalgaba por la banda izquierda y ponía atrás un balón que no llegó a rematar el jugador jabato.

El dominio del encuentro era local y en el 14 la fortuna sonrió al CD Calahorra cuando un disparo de Álvaro Rey, tras rematar en todos los palos de la portería, terminó perdiéndose por línea de fondo.

Hasta el minuto 27 no llegó el CD Calahorra con peligro sobre la meta del Mirandés. Fue Obeng el protagonista de la jugada y el Limones el que le sacó el balón de la cabeza.

El CD Calahorra parecía dar un paso adelante y creerse capaz de sacar algo provechoso de Anduva. Ubis daba un pase de gol que nadie llegó a rematar mientras el balón se paseó por la portería burgalesa. Las tornas se cambiaban. Atacaba el CD Calahorra y los riojanos buscaban la contra. Pero, por poco tiempo porque, en el 42, Paris se iba por banda derecha, conducía el balón hasta el interior del área y resolvía la jugada con un tiro raso cruzado con el que batía a Zabal.

A punto estaba de llegar el descanso. Pero Matheus se adelantó a él marcando el segundo tras rematar solo en el área un balón centrado desde la banda derecha por Paris. Un saque de banda a favor de los rojillos riojanos se había trasformado en el segundo mazazo de los jabatos rojillos. Con este duro resultado, los calagurritanos se iban al túnel de vestuario.

Sin cambios se regresaba de ellos y el CD Mirandés se hacía cada vez más grande. Calentaba Parla y llegó la expulsión de Javi Barrio. Cambio: Morgado por Parla. Continuaba el dominio local y Sola introducía un doble cambio, se iban Almagro y Goñi y entraban Cárdenas y Carralero. Era el minuto 61 y el CD Calahorra se quedaba sin cambios.

La entrada de Carralero dio aire fresco al equipo y, al poco de entrar al campo, se internó en el área y provocó un penalti. Parla, con el brazalete de capitán en el brazo, asumía los galones, cogía el balón y marcaba. 2-1.

Quedaba tiempo y todo era posible. El CD Calahorra, a pesar de jugar con 10, volvió a creer y Carralero cabalgó por banda derecha para ponerle un magnífico balón a Obeng que igual que el delantero introdujo en la meta, el línea sacó de ella. De nuevo, un fuera de juego tras un gol del CD Calahorra.

Desde Actualidad Rioja Baja no nos gusta hablar de los árbitros y somos muy respetuosos siempre con su difícil labor. Pero sí que podemos decirles que, la anulación del gol del CD Calahorra, ha sorprendido hasta a los propios jugadores del CD Mirandés mejor colocados en la jugada.

Poco después, Gonzalo Pereira se retiraba al banquillo lesionado. El jugador recién llegado del Reus y presentado el pasado miércoles, tenía que retirarse lesionado y no había cambios; se habían agotado en el 61. El CD Calahorra estaba con nueve y el CD Mirandés no tuvo compasión. Yanis aprovechaba un pase de Mendoza para hacer el segundo y dos minutos después volvia a marcar, tras revolverse en la frontal del área, con un disparo seco poniendo el definitivo 4-1 en el marcador.

Y rendido el CD Calahorra concluyó el partido y los tres puntos se quedaron en Miranda. Dura, muy dura fue la derrota que, además, deja un central sancionado y, posiblemente, otro más lesionado para el importante partido ante Arenas Club del próximo domingo.

También podría gustarte