Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El Comité de Empresa de la FHC sigue denunciando la situación de urgencias y pide una reunión urgente al patronato

El Comité de empresa de la Fundación Hospital de Calahorra ha remitido un comunicado denunciando la situación que se ha vivido y aún se vive en el servicio de Urgencias del Hospital Fundación de Calahorra.

El pasado 21 de julio, la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, visitó, junto a la consejera de Salud, Sara Alba, las nuevas instalaciones de estas urgencias que, aseguraban, duplicaban su capacidad.

Durante este visita, desde el ejecutivo riojano se destacó que la ampliación había recogido las mejoras trasladadas por los propios profesionales del centro, para lo que había sido necesario incorporar al servicio de Urgencias algunos de los espacios previstos inicialmente.

Desde este órgano de representación laboral consideran que «La ‘inauguración‘ pergeñada el pasado día 21 fue, obviamente, un acto de mera propaganda, pues el deficiente diseño del proyecto, la inadecuación de espacios, la ausencia de equipamiento y la falta de RRHH son palmarias»

Acusan además al gobierno de orquestar el impedimento de acceso a los medios de comunicación, no para asegurar las medidas sanitarias; sino para «ocultarles a estos esa realidad».

De igual manera han hecho público que la representación de la plantilla del centro, reunida hoy con carácter extraordinario a solicitud de la misma, convocará al Patronato de FHC (Consejería de Salud y Ayuntamiento de Calahorra) -como responsables de la situación- a una reunión urgente para encontrar soluciones eficaces a los múltiples del hospital que permanecen desatendidos por el actual gobierno, antes de iniciar las concentraciones de protesta que ya se preparan para la próxima semana.

A su comunicado, el comité de empresa acompaña un dossier que muestra algunas imágenes de este servicio en el Hospital de La Rioja Baja.

EL RELATO

El Hospital de Calahorra (FHC) contaba con un Servicio de Urgencias de 368 m2 cuya obsolescencia venía siendo denunciada reiteradamente por los profesionales del centro, poniendo de manifiesto la falta de espacios e inadecuación de los existentes, lo que determinaba saturaciones y colapsos asistenciales en cuanto aumentaba mínimamente la afluencia.

Era evidente la necesidad de una nueva Urgencia para la Rioja Baja, redimensionada a las necesidades demográficas y la demanda asistencial actual en nuestro ámbito geográfico de servicio, no olvidemos que la anterior se diseñó para un Centro de Especialidades y no para un Hospital.

En marzo de 2019 la Consejería de Salud anunció públicamente una apresurada remodelación de las Urgencias de FHC. Finalmente, los contratos con la compañía constructora y la dirección facultativa de la obra fueron suscritos el 5 de septiembre de 2020, ya con el actual gobierno en el pleno ejercicio de sus funciones. Aunque la Consejería de Salud anunció que el nuevo servicio de Urgencias alcanzaría los 1.000 m2, lo cierto es que se trataba de una cifra irreal, meramente propagandística, pues la licencia de obras y los planos que la sustentan reflejan una superficie de sólo 741 m .

Estaba previsto que las obras se iniciaran el 20 del mismo mes de septiembre de 2019, con una duración inicialmente prevista de 13 semanas, coincidiendo la finalización de las mismas con la del año natural. No obstante, las obras se retrasaron dando comienzo finalmente a finales de octubre, permaneciendo inalterada su duración prevista de forma que el nuevo servicio debía estar operativo para primeros del mes de febrero de 2020.

Unas obras tan críticas como estas, fueron afrontadas con una desorganización manifiesta y total desconocimiento de la realidad y las necesidades asistenciales de un hospital en funcionamiento, coexistiendo con la actividad asistencial, como el que cambia el baño de una casa, con una ejecución determinada en el tiempo sin tener en cuenta el factor estacional (epidemia de gripe anual) y las necesidades estructurales y de RRHH de un servicio hospitalario, como entonces fue denunciado por la propia plantilla.

Las obras referidas en el Servicio de Urgencias de FHC limitaron la atención de Urgencias a apenas 220 m2 útiles, bien lejos de los 741 que se supone estarán disponibles, incluso de los 368 metros que siempre antes habían sido disponibles.

• En principio, tal carencia iba a prolongarse sólo durante un mes, provisionalmente, pues dicho espacio provisional era claramente insuficiente para esa época del año ante una previsible epidemia de gripe. Pero lo cierto es que, la situación, tras reiterados retrasos, devino en estructural y, en definitiva, FHC ha tenido que afrontar la pandemia de COVID-19 con unas Urgencias reducidas a unos insuficientes 220 m2, en condiciones asistenciales impropias, y tal sigue siendo la situación aún hoy cuando se va recuperando poco a poco la frecuentación normal del servicio por pacientes con patología no COVID.

El personal permanece, aún a fecha de hoy, confinado en un espacio de 220 metros, en condiciones de servicio indignas para pacientes y usuarios, pese a disponer de espacios nuevos ya construidos pero que siguen sin poder usados y, lo que es peor, sin la dotación de equipamiento necesaria y sin fecha conocida para su utilización: tampoco se conoce planificación alguna para la dotación de esos nuevos espacios ni fecha para su posible puesta en marcha, sin que ni la Dirección ni el Patronato de FHC hayan sido capaces de explicar su pasividad, pese a los reiterados intentos por parte de la representación de la plantilla.

• Por otra parte, pese a la recomendación del Gobierno de España de mantener las coberturas de personal anteriores al 27 de marzo, lo cierto es que la Dirección y el Patronato de FHC están reduciendo las mismas. Aunque ya no será posible trabajar como antes pues (por protocolo) todo paciente es potencialmente paciente COVID y ello exige una nueva forma de trabajar, una mayor carga asistencial y, en consecuencia, una adecuada dotación de medios humanos, la conducta de la Dirección/Patronato de FHC desmiente sus declaraciones públicas pues la realidad es que están recortando plantillas necesarias.

• Igualmente, pese a las recomendaciones de expertos y sociedades científicas en el sentido de exigir, inexcusablemente, la creación de dos circuitos asistenciales separados, uno COVID (“sucio”) y otro no COVID (“limpio”), desoyendo soberbiamente las reiteradas peticiones por parte de la plantilla de FHC para la creación de dicho espacio limpio que permita una asistencia de pacientes sin miedo al contagio (factor que ha determinado en las fechas pasadas una importante disminución de usuarios), el servicio de Urgencias de FHC sigue careciendo de dicho doble circuito, mientras la Dirección/Patronato de la entidad permanecen ausentes y sin dar respuesta a los requerimientos de la representación legal de la plantilla.

LAS IMÁGENES DE LA DENUNCIA

Comité Empresa FHC_Nota de Prensa_29 Mayo 2020_ Urgencias FHC + Anexo fotográfico_1-1
Comité Empresa FHC_Nota de Prensa_29 Mayo 2020_ Urgencias FHC + Anexo fotográfico_2-2
Comité Empresa FHC_Nota de Prensa_29 Mayo 2020_ Urgencias FHC + Anexo fotográfico_3-3
Comité Empresa FHC_Nota de Prensa_29 Mayo 2020_ Urgencias FHC + Anexo fotográfico_4-4
Comité Empresa FHC_Nota de Prensa_29 Mayo 2020_ Urgencias FHC + Anexo fotográfico_5-5
Comité Empresa FHC_Nota de Prensa_29 Mayo 2020_ Urgencias FHC + Anexo fotográfico_6-end
También podría gustarte