Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El Barakaldo traba el ansia de la UD Logroñés

No ha podido ser. El de esta tarde era uno de los partidos más esperados en Las Gaunas de esta temporada y finalmente se ha resuelto sin que nada pasara en el electrónico, pero desgraciadamente sí en la competición. Nada y todo. Y es que el empate a cero ha sido acompañada por una previsiblemente importante lesión del capitán de la UD Logroñés, Iñaki.

Vascos y riojanos han acabado su enfrentamiento con reparto de puntos y sin haber logrado batir la meta contraria. O, lo que es lo mismo, sin que ninguno de los dos porteros hayan permitido que el equipo contrario perforara su meta. En el otro bagaje, perdemos todos porque la Segunda RFEF puede quedarse sin poder disfrutar en lo que queda de temporada del fútbol del de Calahorra.

0-0 en el electrónico de un partido que ha tenido dos tiempos diferentes. Uno, el primero, en el que las ocasiones, aunque inocentes, han caído a favor de los de fabriles. Otra, la segunda, en el que los blanquirrojos han buscado más la puerta contraria y llevarse los tres puntos.

El partido en Las Gaunas empezó con un bonito gesto de los onces titulares, junto al trío arbitral, mostrando una pancarta de apoyo y ánimo a los amigos y familares de Javier Márquez.

También en la grada, un grupo de los voluntarios que diariamente colaboran en la búsqueda del de Santo Domingo de la Calzada, se acercaron al campo con imágenes de Javier. Y es que todo esfuerzo es poco cuando de buscar a una persona se trata.

Los gualdinegros llegaron a Las Gaunas acompañados de su vistosa y ruidosa afición que durante toda la mañana había creado un gran y colorido ambiente en la capital riojana.

La primera ocasión del encuentro la tuvo Jony que no llegó a conectar con un pase de Arias. Tras ello fue Iñaki el que lo intentó un minuto después pero Artetxe repelió el disparo.

Llegó entonces el tiempo de los del Barakaldo. Una, dos y hasta tres veces hicieron rugir a su parroquia e intervenir a Royo. No eran ocasiones extraordinariamente contundentes, pero sí de estas que en cualquier momento te pueden generar un importante susto.

Primero con la prolongación de Bittor de una falta lateral que detuvo Royo, despues con un un cabezazo de Orozko, tras ello con un disparo desde la frontal de Molina o un disparo visitante al lateral de la red.

Así pasaban los minutos y se alcanzaba el descanso en el que la jugadora de la UD Logroñés carlota era homenajeada tras su título con la selección española Sub’16 en el trofeo Desarollo de la UEFA.

También este descanso sirvió para que los videomarcadores mostraran la imagen de Javier, el joven calceatense del que nada se sabe desde el 2 de marzo.

A la vuelta de vestuarios el partido cambió significativamente y lo hizo con una UD Logroñés más incisiva. La primera la protagonizó Arias  desde dentro del área aunque su disparo no terminó de ver puerta.

Llegó entonces la desgraciada acción que terminó con la lesión del capitán udelista. La petición de cambio fue rápida. Iñaki tuvo que ser sustituido por Ugarte en el sepulcral silencio de la grada.

Tras ello lo buscó Arias en una falta directa que tuvo que sacar Tena en el minuto 67 pero el partido se había parado en cierto modo tras la lesión de Iñaki.

Fue en la recta final cuando se sucedieron, una y otra vez, las ocasiones locales. En el 83 los logroñeses dispusieron de una doble ocasión en un saque de esquina que ni Monreal ni Jony lograron convertir.

Si bien los jugadores visitantes intentaban parar el partido todo lo que podían, no dejaron que se les escaparan las ocasiones de marcar. Lo intentaban, eso sí, sin comprometer su portería, y obligando a que Royo tuviera que enviar a córner los disparos de Buján y Pacheco.

Finalmente, el partido concluyó con reparto de puntos y con la confirmación de que a los logroñeses se les escapan vivp, una y otra vez, los equipos de lo alto de la tabla, sus rivales directos en esta búsqueda por regresar a Primera RFEF. Una y otra vez.

 

También podría gustarte