Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Una horrenda primera parte condena a la UD Logroñés en Lezama

No pudo ser, la UD logroñés viajaba con muchas ganas a Lezama para enfrentarse a los cachorros del Athletic club de Bilbao pero 35 minutos fueron suficientes para condenar a los de Mere que regresan de vacío

Muchos aficionados quisieron acompañar a los logroñeses hasta Bilbao para vivir el duelo blanquirrojo. De hecho, las 100 entradas cosas a la venta no duraron más de 20 minutos.

La emoción era total. La confianza. Las ganas de victoria. La ilusión. Pero todo ello se hizo añicos en un minuto. Había empezado a quebrarse algo antes, en el 16, cuando Jon Cabo Marcado desde fuera del área de disparo cruzado. Pero todo se rompió definitivamente en el 35.

Y es que en ese minuto, en el 35 y en el posterior, los de Logroño encajaron dos goles, a la postre definitivos en el marcador.

Dos duros y contundentes zarpazos lanzaron a la lona a la UD Logroñés. Ambos con Urain de protagonista. Antes de esos dos goles, los riojanos habían tenido ocasiones para igualar la contienda, incluso habían jugado bien. Pero ya nada de eso servía.

El marcador de Lezama reflejaba un contundente 3-0 y, aunque en el 40 el Bilbao Athletic se quedaba con uno menos al ver Sillero una roja directa por cometer una falta sobre Duba cuando éste se quedaba solo con Agirrezabala, la historia ya estaba escrita.

Los riojanos lo intentaron con múltiples acciones. Duba, Rueda, Alfaro, nada. Bueno, en el 67 Duba anotó el gol del honor y en el 81 Guarrotxena pudo dar emoción al partido si su disparo, que acabó en el palo, hubiera visto puerta. Pero nada.

La UD Logroñés regresa de Bilbao con una derrota que aplaca los ánimos de la afición y de la que habrá que reponerse lo más rápido posible. Pero hoy su afición ha quedado muy tocada por lo inesperado de la situación.

Los riojanos jugarán sus próximos dos partidos en casa y esperemos que ese reencuentro sirva para que la grada recupere esa ilusión. Esta conversación es muy larga y seguro que quedan muchos buenos momentos que dividir a lo largo de ella.

También podría gustarte