Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Remontar para respirar y seguir creyendo

La UD Logroñés perdía 1-0 a cinco minutos para la conclusión del encuentro en Navalcarnero. Realmente perdía mucho antes, exactamente desde el minuto 64 en el que los madrileños se adelantaban con un gol de David Rodríguez.

Antes de eso, no perdían, pero casi podían haberlo hecho. De hecho, fueron los locales los que tuvieron la primera del partido, en el minuto 7, en un córner que remató de David Uña, pero que se fue desviado.

La UD Logroñés llegaba a este partido de Copa SM el Rey perdida, muy perdida. Sin hallar soluciones desde su banquillo, con una extraordinaria crisis de juego y tras no haber logrado sacar más de cinco puntos de sus últimos quince en juego en la competición liguera. Ahogada.

Ayer, antes de llegar al descanso, los del Navalcarnero ya gozaron de cuatro o cinco ocasiones para marcar por solo una de los de Albert Aguilà. A pesar de ello, el encuentro se fue con 0-0 a vestuarios.

A la vuelta del descanso, los blanquirrojos parecían más insirados. Schutte primero y Menudo después lo intentaron. Sin embargo, todo quedó en un espejismo cuando en el 64 llegó el 1-0.

Reaccionó la UD Logroñés con un cabezazo de Vinicius en el 67 y un disparo de Menudo que se envenenó y a punto estuvo de entrar en la portería en el 70. Pero nada.

El Navalcarnero, ante ello, buscó ampliar diferencias y a punto estuvo de hacerlo si el disparo cruzado de Hugo Esteban ante la presencia de Gonzalo hubiera terminado de ver puerta en el 74.

Sin embargo, el marcador no volvió a moverse hasta cinco minutos antes de la conclusión, cuando los riojanos ya se veían recogiendo los bártulos y regresando a casa, sin saber aún muy bien el cómo ni el por qué.

Fue entonces cuando Schutte empató de cabeza y la UD Logroñés respiró aliviada. Antes de que el árbitro diera por concluido el tiempo reglamentario, dispusieron de dos nuevas ocasiones por mediación de Vinicius y Doncel.

El partido llegaba al final con empate obligando a que se jugara la prórroga en la que los logroñeses parecieron redimirse. De hecho, al poco de comenzar, Clau Mendes puso el 1-2.

Antes de llegar al descanso del tiempo añadido, pudo marcar Vinicius aunque el que finalmente lo hizo fue de nuevo Clau Mendes en el 103, aprovechando un buen balón en profundidad de Sergi.

Finalmente, el encuentro terminó con un 1-3 que les sirve a los de Logroño para hacer caja de cara a poder incorporar algún refuerzo en al mercado de invierno y avanzar en la competición. Pero sobre todo tomar aire y recobrar la confianza perdida en la competición regular. Oxigenarse. Ventilarse. Respirar para seguir creyendo.

También podría gustarte