Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Paulino de La Fuente (UD Logroñés): «Quería dar un salto de categoría»

El nuevo fichaje de la UD Logroñés, Paulino de La Fuente, ya luce con los colores del club tras su presentación en sociedad este mediodía. Lo ha hecho acompañado del director deportivo de la entidad; Carlos Lasheras, en las oficinas del club. Hasta el día de hoy de momento no ha podido incorporarse al resto de sus nuevos compañeros para entrenar en grupo, hasta no contar con una segunda prueba PCR negativa deberá seguir entrenando en solitario tal y como el mismo jugador ha reconocido durante la rueda de prensa.

Llega a Logroño desde Vitoria (en propiedad) tras cumplir cuatro temporadas con el bloque filial del Deportivo Alavés que consumaron con su debut en Primera División con el primer equipo vitoriano. Una etapa que el mismo ha calificado como «ya terminada tras pasar cuatro temporadas y ya no ser ‘sub-23′, además de querer ya dar un salto de categoría’. Por ello, como reconoce, en cuanto recibió la oferta de la UD Logroñés no se lo pensó mucho.

Pero su aterrizaje a la capital riojana no ha sido sencillo. Su nombre ya había sonado desde hace varios días pero hasta entonces ha estado entrenando con el equipo del Deportivo Alavés. Vicisitudes de un mercado atípico y en el que, como describe De La Fuente; «Las cosas parece que van para largo y  al final se acaban haciendo mucho más rápido de lo que pensabas». Sobre la propuesta que recibió desde la entidad y cómo valora su llegada reconoce que «cuando me dijeron que había una posibilidad de fichar a mi me gusto mucho la opción. Era un club que conocía, era un estadio que ya conocía y me atraía mucho, en cuanto me dijeron que se podía hacer no lo dude mucho».

Su demarcación en el campo durante su etapa en el Alavés B siempre ha sido en la parcela ofensiva. Muchos le han llegado a calificar como el mejor extremo del Grupo II de la pasada temporada, al nivel de jugadores como Andy Kawaya (Cultural Leonesa). El desparpajo con el balón, su desempeño en el ‘1vs1’ y su verticalidad son sus señas de identidad. Algo que el mismo admite: «Soy un jugador muy vertical, con bastante iniciativa». En cuanto a qué puede aportar al equipo no se pone unas metas. «Todo lo que pueda. A nivel de esfuerzo, de trabajo, de compañerismo… – que eso es lo primordial – y luego con balón… lo dicho; verticalidad, goles…» ha expresado el joven extremo. 

Otra de las dudas al respecto con el jugador es su demarcación óptima sobre el verde ya que es zurdo y puede jugar en ambas bandas del campo. Sobre ello, él mismo ha reconocido que su ‘zona’ preferida es en el costado derecho del campo. «Desde hace varios años he jugado de interior diestro, extremo derecho… me acomodo más en banda derecha». 

Y de donde le gusta a él jugar a qué le ha pedido el míster a su llegada al equipo. De momento no ha podido charlar amplio y tendido con Sergio Rodríguez en persona hasta no conocer el resultado de la segunda prueba PCR. En los pocos ratos que ha charlado con él, le ha transmitido «mucha tranquilidad y confianza. Me ha dicho que era un jugador que ya conocía, que ya sabía que tipo de jugador podía ser… y cuando vaya entrando con el equipo pues que veremos que posición para él, para mi y para el equipo es la mejor». 

En último lugar, ha sido el turno de hablar sobre su ‘dilatada’ carrera futbolística en la que cuenta con experiencia europea tras pasar tres años en el Inter de Milan y un breve paso por el Atlético de Madrid antes de recalar en el Deportivo Alavés. Sobre el número de equipos lo justifica debido a su tempranera marcha del Basander. «Al final me fui muy joven. Recién cumplidos los dieciséis me tuve que marchar, estuve tres años en el Inter y en el Alaves he estado 4 años. En el Atletico de Madrid fue breve, por que las cosas no salen como se esperan y decidí cambiar de aires».  Aún así, guarda buenas palabras de todos los equipos por los que ha pasado y reconoce el buen trato que recibió en todos los lugares.

*Foto de portada vía: UD Logroñés.

También podría gustarte