Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

#Nomáspiedras en la lucha contra la violencia sexual.

El Grupo de Acción de Amnistía Internacional en Calahorra participa en la campaña #Nomáspiedras en la lucha contra la violencia sexual en España y con tal motivo ha organizado desarrolló ayer un acto de calle con el que se promueve la adhesión a un manifiesto contra la violencia sexual por parte toda la ciudadanía.

Durante la actividad de ayer, los transeúntes podía adentrarse en el laberinto, recreando un caso real, que simboliza el que recorren las personas que sufren una agresión sexual y quieren reclamar sus derechos.

En el mismo acto de calle se recogieron adhesiones individuales al manifiesto lanzado por Amnistía Internacional para recordar a las instituciones que, ante la violencia sexual, hay derechos, tales como acudir a la policía y ser informada sin prejuicios; recibir atención adecuada en cualquier hospital; y acceder a una justicia libre de estereotipos y revictimización. El manifiesto también puede firmarse en www.actuaconamnistia.org/ViolenciaSexual

En una nota de prensa, Amnistía Internacional recuerda que «la violencia sexual es una grave violación de derechos humanos.
En España, según datos de la Macroencuesta de Violencia contra las Mujeres de 2015, el 13,7 por ciento de mujeres, mayores de 15 años, reconoce haber sufrido violencia sexual en algún momento de su vida».

Sin embargo, la falta de recolección de datos desagregados impide conocer la dimensión de este tipo de violencia. La ausencia de iniciativas públicas, como campañas de prevención, o la falta de servicios especializados para atender a estas mujeres y niñas, abren un camino lleno de obstáculos para aquellas que deciden denunciar. Si a esto unimos la persistencia de prejuicios discriminatorios que ponen en duda la credibilidad de sus testimonios, los derechos de mujeres y niñas víctimas de violencia sexual se tambalean.

Amnistía Internacional ha iniciado esta campaña denominada #NomásPiedras «en un intento de visibilizar los obstáculos a los que las mujeres se enfrentan tras haber sido víctimas de violencia sexual».

También podría gustarte