Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

León: «Uruñuela no puede acusar de impacientes a las familias ante su gestión tardía y atropellada»

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos La Rioja (GPCs) ha valorado esta mañana en rueda de prensa, a través de su diputada Belinda León, los problemas en el inicio del curso escolar 2022-2023 que se están encontrando toda la comunidad educativa.

Este curso entra en vigor la LOMLOE, finalizando con ello su implantación, una ley que desde la formación naranja se valora como ineficiente e injusta para la educación de todos los niños riojanos. «Todo esto se agrava más cuando el consejero Uruñuela realiza unas declaraciones y acude a los centros a trasladar una realidad paralela a la que toda la comunidad educativa está asistiendo», ha afirmado León.

«El consejero no puede acusar de impacientes a las familias por querer planificar la vuelta al colegio ante su gestión tardía y atropellada. No puede decir que no pasa nada porque se empiece el curso sin libros y en un momento tan complicado, desde el punto de vista económico para las familias, que la ineficiente gestión de los cheque libros es un problema menor», ha denunciado.

Los liberales consideran que todo esto solo obedece al objetivo del consejero de acabar la legislatura con la LOMLOE implantada, con las prisas, la precipitación, y una vez más, sin contar con todas las partes implicadas. «A Uruñuela solo le ha preocupado y ocupado la implantación urgente de la LOMLOE para cumplir con Sánchez mientras otras comunidades han iniciado el curso con tranquilidad y sin provocar el malestar en la comunidad educativa», ha señalado Belinda León.

La diputada liberal ha puesto de relieve toda esta situación de estrés de la comunidad educativa ante el inicio del curso. «Ayer nos encontrábamos con las librerías desbordadas, con libros que faltan por llegar y con cheques libro por entregar en algunos colegios, solo al consejero Uruñuela se le ocurre decir que para qué quieren los libros. Es un despropósito, la llamada a la calma no puede ser a costa de llamar impacientes a las familias», ha resaltado.

En este contexto, la diputada liberal ha recordado que la emisión de los cheques libro deberían haber sido entregados en junio, y por problemas ajenos a los centros, no llegaron hasta agosto. Sobre los cheques libro, ha afeado que «parece ser que el consejero Uruñuela nunca tiene culpa ni responsabilidad de nada, siempre es de los demás».

De esta forma, León ha ironizado «para qué va una familia a organizarse y tener todo listo y atado, para que sus hijos puedan empezar el curso con normalidad y sin sobresaltos, cuando es más fácil ir a salto de mata e improvisando como hace la consejería de Educación».

Además, Belinda León también ha criticado la tardanza en la publicación de los currículos, en las instrucciones de implantación, los problemas para las programaciones o con la plataforma RACIMA, así como el incesante ataque a la red concertada.

León considera que incluso una buena noticia, como es la gratuidad de los libros de texto, se ha materializado «en un inicio de curso escolar a contrarreloj para los centros y para las familias debido a la atropellada gestión de la consejería de Educación».

Los liberales creen de vital importancia la bajada de ratios, 20 alumnos en Educación Primaria y a 25 en Secundaria, para mejorar la calidad educativa y disminuir la alta tasa de fracaso escolar de nuestro sistema educativo. «Una vez más la consejería de Educación vuelve a demostrar la improvisación y la intransigencia en el que lleva inamovible durante toda la legislatura», ha concluido.

También podría gustarte