Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra
Casa rural 500

La reunión del Consejo de Gobierno semanal, un monográfico sobre las ayudas a la destilación del vino

La rueda de prensa del Consejo de Gobierno celebrado esta mañana, uno de los últimos de la legislatura de Concha Andreu, ha sido un monográfico sobre los 15 millones que el Gobierno de La Rioja destinará a los excedentes de vino para destilación, una medida excepcional ante la crisis que vive el vino.

El proceso habilitado por el Ejecutivo regional para detectar las necesidades del sector vitivinícola en relación a la destilación de excedentes comunicados por el propio sector concluyo ayer.

Un total de 134 bodegas han identificado y comunicado al Gobierno de La Rioja excedentes para la destilación de crisis, de un total de 384 bodegas activas en la región. Es decir, el 35 por ciento de las bodegas de La Rioja ha trasladado necesidades de destilación. Las añadas de las que se han reportado excedentes para destilación se retrotraen a la campaña de 2010.

El 11 por ciento de las bodegas que han aportado información de excedentes para destilación lo han hecho por el 100 por 100 de sus existencias. El volumen bruto que se ha identificado para destilación es de 40 millones de litros, dentro de los cuales están las bodegas que han comunicado el 100 por 100. “Esta cuestión no es asumible con fondos públicos, y el Gobierno de La Rioja, en su responsabilidad, no va a atender íntegramente estas situaciones”, ha asegurado la consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, al exponer las cifras en rueda de prensa.

“Esta situación crítica de una parte muy significativa del vino con Denominación de Origen Calificada Rioja evidencia que el sistema de autorregulación no está funcionando”, ha afirmado Hita.

El Gobierno de La Rioja quiere favorecer a las cooperativas, las sociedades agrarias de transformación y las pequeñas bodegas familiares, consciente de la labor que desempeñan. “Todas ellas merecen nuestro máximo apoyo, en reconocimiento a su papel como palancas económicas ligadas al territorio, generadoras de riqueza, principalmente en el mundo rural, y de asentamiento de población en nuestros municipios. El tejido cooperativo es, además, de importante relevancia para el sector del Rioja, representando a más de 6.000 socios agricultores y, por ende, a muchas familias que viven en los pueblos de las cooperativas o próximos a los mismos”, ha subrayado Hita.

De este modo, las cooperativas, las sociedades agrarias de transformación y las pequeñas bodegas familiares recibirán ayuda sobre aquellos vinos que representen como máximo un 20% sobre sus existencias totales amparadas por añada. El resto de bodegas recibirán ayuda sobre aquellos vinos que representen como máximo un 15% sobre sus existencias totales amparadas por añada.

En referencia a la cantidad que se destinará por litro, teniendo en cuenta el dato del Observatorio de Precios con Análisis de Costes de Producción, que sitúa en 1,07 €/litro los costes medios de producción en la última campaña con datos disponibles, así como la actualización del IPC, la propuesta de La Rioja es una cifra de 1,13 €/litro.

“El Gobierno de La Rioja ha demostrado en todo momento proactividad y responsabilidad. Y lo demostramos nuevamente ahora. Pero la contrapartida y el compromiso tiene que ser claro y contundente por parte del sector, respetando, además, la ley de la cadena alimentaria en la justa retribución de las uvas a los viticultores, campaña tras campaña”, ha incidido Hita.

La consejera de Agricultura ha agregado: “El Gobierno de La Rioja siempre está atento a las necesidades del sector, pero no estamos ante un problema coyuntural o casual. El deber de la Administración es gestionar el dinero público desde la responsabilidad y el compromiso a favor de un medio rural vivo y sostenible. El Gobierno de La Rioja no está escatimando dedicación, ni recursos ni esfuerzo en esta tarea. Pero, la estrategia para consolidar la estabilidad del sector es una tarea del sector, una responsabilidad del sector”

Hita ha subrayado que “el reto continúa siendo vender vino de calidad a precios que reconozcan esa calidad en el mercado, desde un equilibrio de oferta y demanda que garantice un reparto justo de la rentabilidad a lo largo de toda la cadena de valor”.

También podría gustarte