Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

La cara «A» del Grafometal la Rioja se impone, por la mínima, a la cara «B»

Las riojanas derrotan a un combativo Errotabarri por 23-22

Foto (Grafometal La Rioja) con la que mandamos fuerza y ánimo a todas aquellas mujeres y familiares que han sufrido y sufren esta enfermedad 

Encuentro de alternativas, de muchos partidos en uno, y de varias lecturas el que ayer pudimos vivir en el Palacio de los Deportes. Sigue leyendo que te lo contamos.

Llegaba a la capital riojana para disputar el partido aplazo de la primera jornada el Lauko Ermuko Errotabarri, un equipo, en el buen sentido de la palabra, guerrero y luchador, que juega bien al balonmano y que es capaz, como se vio, de ponerte contras las cuerdas. El resultado final, de 23-22, así lo demuestra. Un pitido final que, paradójicamente, dejó casi más satisfechas a las vencidas que a las vencedoras. Pero vayamos por partes, diseccionemos un poco más esta frase, interpretaciones tiene más de una:

Que digamos que el equipo visitante estuviera más contento tras el pitido final es tan real como ilusorio pues, aunque creo que así era, ese ambiente de entusiasmo se basaba tan solo en las sensaciones y no en el desenlace final del partido, el cual, como sabemos, perdieron. Y, aunque a veces son estas, las sensaciones, casi más gráficas y clarividentes que el propio marcador final, aquí lo más importante siempre es sumar de dos en dos. Un cometido que, jugando bien, regular o mal, las riojanas consiguieron.

Por otro lado, que tanto en las previas como en los desenlaces, los rivales del Grafometal La Rioja, aún sucumbiendo, valoren una derrota apretada como algo positivo, creo que es algo que habla muy bien del club riojano, el mismo que se ha ganado, temporada tras temporada, ser el equipo a batir. «Está muy bien chicas», «Hemos hecho un gran trabajo» se oía entre las jugadoras vascas al finalizar el encuentro. Partiendo de que sin duda así fue, de que el Errotabarri estuvo muy bien, en esas palabras no podemos dejar de vislumbrar una actitud de respeto y admiración por un equipo riojano que si está ahí como uno de los grandes de la categoría es por méritos propios.

Un papel que, sin embargo, hay que seguir ganándose en pista, pues ayer se demostró que si no estás a todo el nivel que requiere la cita, pueden darte un buen susto. Llamémosle relajación, infortunio, decisiones algo comprometidas del arbitraje, o un poco de todo, pero estar ocho minutos sin anotar gol alguno, más aún contra un buen equipo como el Errotabarri, te penaliza mucho. Creo que, por momentos, se puede y se debe exigir más a este equipo. De verdad, cuántos clubs se pondrían a picar piedra por contar entre sus filas con nombres como los que tiene el Grafometal La Rioja. Dicho esto, queda mucho, así que no tenemos que ver esta circunstancia exclusivamente como algo negativo, todo lo contrario, el equipo sin estar en su mejor versión sigue ganando -3 de 3-, con lo que el margen de mejora todavía es grande en una liga que acaba de empezar.

En cuanto al desarrollo del partido este no comenzó bien. Bastantes imprecisiones y fallos propiciaban que un rival más acertado comandara el marcador por 0-3 en los primeros compases. La «vieja guardia» del Errotabarri -Itziar Horrillo, Jone Izquierdo, Ane Herrero-, todas ellas jugadoras con mucha calidad, hacían como, durante casi todo el partido, mucho daño. Poco a poco, tampoco sin muchos alardes, el Grafometal La Rioja fue entonándose para que, en el minuto 17, se pusiera por primera vez por delante (7-6) con el gol anotado por la siempre perseverante trabajadora Valentina. A partir de ahí la tónica del encuentro cambió con un parcial 7-3 made in la asociación del momento Irati Holgado-Paula García, cuyos goles -tres de cada una-, más el que sumaba de las altas esferas gallegas Carla Rivas, propiciaban que las riojanas se fueran a los vestuarios comandando el electrónico por 14-9.

La reanudación del partido iba viento en popa. Buenas intervenciones de Elena Navarro en portería, así como un paso adelante de la defensa riojana en la que, partido tras partido, Taty Lozano sigue cogiendo galones, permitía a las locales irse nueve arriba (19-10) con el tanto anotado, precisamente, por la leonesa. Con ella en el equipo diremos que las mopas no son necesarias: Taty se ofrece voluntaria en cada partido para secar la pista; increíble su pundonor a la hora de lanzarse al suelo no dando por perdido ningún balón. Y si no lo consigue, manotazo a la cancha como muestra de rabia y a otra cosa. Sí, la leonesa contagia a compañeras y aficionados.

Pero no todo iba a ser un camino de rosas. Un conjunto riojano falto de ideas, y un rival que supo aprovecharlo, ponía el marcador en un alambre. Primero en dos goles (22-20) con el tanto anotado por la ex del Usurbil Ane Herrero, y luego en uno (22-21) con el que conseguía marcar Jone Izquierdo. Un diana de Paula, un penalti errado por las visitantes que rebajaba la importancia de haber fallado instantes antes otro por parte de las riojanas, y un tiempo que, afortunadamente, tan solo daba para un tanto más de las visitantes, cerraba un partido donde la victoria se quedó en casa por la mínima (23-22).

De esta forma, con más incertidumbre de la prevista teniendo en cuenta que el partido estaba bien encaminado, el Grafometal conseguía sumar dos nuevos puntos en su casillero antes de la visita a Lobete (sábado 24; 19:00 horas.) del Omega Peripherals Basauri, un equipo en el que habrá que tener especialmente maniatadas a las peligrosas hermanas Elicegui. Yo que tú, no me lo perdía; LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR!!

GRAFOMETAL LA RIOJA: Elena Navarro, Ailín López, Rebeca García (porteras). Paula García (6), Irati Holgado (5), Taty Lozano (2), Valentina (1), Bea Puertas (2), Carla Rivas (3), Masha (3), Yumi Tamada (3), Maite Rodríguez, Lucía Ladrera, Alba Ibáñez, Lucía Carrascón.

LAUKO ERMUKO ERROTABARRI: Alaitz Fernández, Alaitz Malaxechevarría (porteras): Jone Izquierdo (4), Ane Herrero (3), Itziar Horrillo (3), Anne Tejada (1), Maialen Aguirregomezcorta (2), Yaiza Rico (3), Irune Ruiz (3), Cristina Vivar (2), Ariane Gayoso (1), Ainhoa Cruz, Maider Sáez.

 

También podría gustarte