Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El PP pide que La Rioja se sume a exigir soluciones urgentes para la Atención Primaria

El Diputado Autonómico del PP de La Rioja, Alberto Olarte, ha instado a la Presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, a sumarse, como ya han hecho otras comunidades, al compromiso conjunto promovido por Galicia y País Vasco para reclamar al Gobierno de Sánchez medidas urgentes, de carácter estatal, para resolver los problemas de la Atención Primaria. “Exigimos a Andreu que abandone la ideología y anteponga el interés sanitario de los riojanos al suyo. El compromiso de estabilización del sector público (67.000 sanitarios) lo desarrollan y pagan las comunidades, muchas de ellas gobernadas por el PP. Sánchez sólo hace propaganda, no resuelve el grave problema de Primaria, con el beneplácito y el silencio cómplice de Andreu”.

Esta formación política considera necesario abordar, desde la base de un gran acuerdo nacional, las necesarias medidas de choque de ámbito estatal para la ‘refundación’ del sistema MIR, así como para buscar soluciones a los graves problemas por los que atraviesa la Atención Primaria.

​Alberto Olarte ha realizado estas afirmaciones hoy, día 6, durante una rueda de prensa en la que ha mostrado el apoyo del PP de La Rioja al manifiesto que contempla seis medidas estatales urgentes en materia de Atención Primaria, suscrito inicialmente por los gobiernos de Galicia y País Vasco, al que se han sumado con posterioridad los ejecutivos de otras comunidades como Andalucía o Cataluña.

​En este sentido, ha recordado que “el gran problema que afronta la sanidad pública en estos momentos es el grave déficit de médicos especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria que padece la Atención Primaria. Un problema que se está manifestando en todas las regiones, incluida La Rioja. Se trata de una situación crítica a nivel del Estado y que requiere medidas de ámbito estatal que nos permitan superar conjuntamente esta situación”, ha apuntado.

“España necesita adoptar medidas de choque de forma urgente que complementen el Plan de Acción de Atención Primaria, en el que ya se trabaja con un horizonte a medio y largo plazo. Es preciso resolver la falta de médicos especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria disponibles para contratar, de no hacerlo comprometemos la viabilidad de la implantación de reformas a medio plazo, condicionadas por la sobrecarga asistencial, fatiga crónica, la falta de tiempo por consulta o la desmotivación”, ha explicado.

El Diputado Autonómico ha detallado el contenido de las medidas consensuadas, entre las que destaca la necesidad de “garantizar que el sistema de elección de plazas MIR no deje plazas desiertas, como ha ocurrido este año con 200 plazas en todo el Estado”. En este sentido, se propone que en circunstancias excepcionales se arbitren soluciones excepcionales que faciliten la cobertura total de plazas ofertadas. Así, en caso de no volver a un sistema presencial, el proceso telemático debe realizarse con la máxima transparencia, garantizando el conocimiento en tiempo real de las plazas disponibles en cada momento por parte de los aspirantes. Un cambio que debería ser efectivo para la próxima convocatoria MIR. Además, se debiera facilitar que la Orden que regula el proceso permitiera que no quedaran sin cubrir tampoco aquellas plazas que, siendo adjudicadas, finalmente sus adjudicatarios no tomen posesión de estas, renunciando antes de la firma del contrato.

Como segunda medida, Alberto Olarte defiende que “no debemos seguir dando validez a un sistema formativo que genera un desplazamiento creciente a otros escenarios asistenciales que aún no han sido resueltos. Esto genera un empeoramiento de déficit crónico de especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria, agravado por las jubilaciones. Así, es necesario crear la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias a poder ser antes de que se realice el próximo examen”.

Del mismo modo, es necesario “una ampliación urgente de las plazas de formación médica especializada en Medicina de Familia y Comunitaria para que podamos afrontar el relevo generacional. Para llevarlo a cabo, necesitamos un sistema de acreditación de unidades docentes más flexible y ágil por eso es necesaria también la aprobación, antes de la siguiente convocatoria MIR, de una revisión de los requisitos de acreditación de unidades docentes en la especialidad de Medicina de Familia”. Una vez realizada esa reforma que permita acreditar un mayor número de plazas (en torno a 1.000 plazas formativas anuales) habrá que realizar una convocatoria de plazas MIR extraordinarias en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria.

A su vez, Olarte ha defendido la necesidad de desarrollar instrumentos que permitan que el Sistema Nacional de Salud planifique con más rigor su oferta formativa, como la creación definitiva de un registro estatal de profesionales sanitarios. A su vez, ha destacado que es preciso implementar todas las medidas posibles que faciliten el desarrollo competencial del médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, dotándole de tiempo y espacio para recobrar su rol como eje vertebrador de la mejor atención.

También podría gustarte