Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El Balonmano Logroño despega en la segunda parte

Vence por 30-24 al Balonmano Sinfín

Foto: Balonmano Ciudad de Logroño

Partidos como el de ayer nos demuestran que estamos ante un liga muy competitiva, y que si no tienes el día, cualquier equipo puede ponerte las cosas difíciles y derrotarte. Afortunadamente, ayer no fue así, pero las sensaciones fueron que en esta temporada cuesta más ganar, que estando a un nivel medio-bajo, quizás situación que bastaba en temporadas pasadas para jugar ante equipos no punteros, es muy difícil que te lleves la victoria. Además, el portero Sergey Hernández, que terminó el partido con unos números más que destacables (por encima del 40% de paradas), ayer no apareció como nos tiene acostumbrados hasta los últimos quince del encuentro, que por otro lado, y aún siendo los minutos más importantes del choque, al hacerlo esta vez más tarde, no pudieron camuflar esas carencias que a principio de temporada aún tiene el equipo, y que en otros partidos su actuación había podido ocultar ya desde el comienzo del choque. Y es que al equipo aún le faltan cosas que mejorar, que seguro que el tiempo, el mayor aliado en estas ocasiones, corrige. Para ello, estamos en el buen camino.

Partiendo de estas premisas, el partido de ayer fue reñido hasta el minuto quince de la segunda mitad. En el destacó, por encima del resto, la figura de Erik Balenciaga: además de una gran dirección de juego, aportó cinco goles de cinco lanzamientos; pleno para el zarautzarra. ¿Quién dijo que hay que ser grande y alto para jugar a este deporte? Pero también queremos destacar la figura de esos que normalmente no copan portadas: el pivote del Balonmano Logroño, Tomás Moreira, se fajó constantemente con la defensa rival, sacando cada vez que le llegaba el balón, y siempre y cuando la jugada no terminara en gol -anoche consiguió dos-, una exclusión o penalti; un trabajo oculto en beneficio del resto de sus compañeros -no es solo cosa de este partido-,  que creemos que es de reseñar. El citado jugador gallego tuvo más minutos que de costumbre porque el otro jugador de su posición, Kusan, mantiene algunos problemas físicos desde hace unos días. Aún así, su aportación defensiva bien entrada la segunda mitad fue decisiva, una de las claves para romper definitivamente el partido. El jugador croata se entiende cada vez mejor con su acompañante más habitual del centro defensivo -Migallón- incorporando cada vez mejores automatismos juntos.

Como decimos, el partido fue disputado. Durante la primera parte, aunque las ventajas en el marcador eran normalmente del equipo local, estas eran mínimas, pues la diferencia más grande fue tan solo de dos goles. En el mejor momento de los logroñeses en donde el marcador señalizaba un 13-11, llegaron dos exclusiones seguidas -Migallón y Ceretta- para volver a dar alas al equipo visitante, que con un parcial favorable de 0-2 ,conseguía volver a poner las tablas (13-13) en un encuentro que parecía destinado a resolverse por pequeños detalles. En esta tónica de igualdad llegábamos a una segunda mitad que decidiría el encuentro.

Una segunda parte parecida a la anterior en los primeros quince de juego. Ninguno de los dos equipos conseguía distanciarse en el marcador, a pesar de la gran entrada en escena de Imanol Garciandía, un martillo pilón desde la reanudación. Así, llegábamos al ecuador de la segunda parte con la mínima para los logroñeses (21-20). Momento en el que las huestes riojanas lograron poco a poco imponerse. ¿Las claves? Algunas de ellas ya las conocemos: la defensa; cada vez está más claro que los partidos, más si son igualados, se ganan desde atrás. La entrada del mencionado Kusan cambió al equipo en esta faceta, que conseguía robar balones y correr a la contra, uno de los fuertes temporadas atrás. Ayer, aunque con pequeños tintes aún, evidenciamos que en esta nueva temporada, y con una defensa compacta, sin quizás tantas ayudas de los exteriores a su impar, -esta cuestión se la dejamos en manos de quien más sabe, el entrenador Miguel Ángel Velasco-, podremos disfrutar de estos goles que siempre crean dinámicas positivas una vez que se consiguen. Por otro lado, de Sergey e Imanol ya hemos hablado: mucha culpa de que el Balonmano Logroño se distanciara en el marcador en estos minutos fue por su aportación; ambos jugadores sacaron los mejor de sí en los quince últimos minutos. Un pequeño arreón visitante que les ponía a tres a falta de siete minutos (25-22) no fue suficiente para cambiar la tendencia de un partido que terminó a favor de los riojanos por 30-24.

BM LOGROÑO LA RIOJA:  Sergey Hernández, Jorge Pérez (porteros); Migallón (4), Balenciaga (5), Junior Scott, Ligetvári (1), Tomás Moreira (2), Kukic (2), David Cadarso (1), Imanol Garciandía (8), Dapirán (3), Rudolph Hackbarth (4), Eduardo Cadarso, Eduardo Ortiz, Junior Scott, Kusan.

LIBERBANK CANTABRIA SINFÍN: Sergio Rosa, Mijuskovic (1) (porteros); Diego Muñíz (1), Alberto Pla (1), Alejandro Blázquez (3), Ander Torriko (6), Cristián Postigo (2), Carlos Lastra (1),  Zungri (3), Vallés (5), Dimitrevski (1), Ángel Basualdo, Leonardo Alonso, Da Silva, Iglesias Castro.

También podría gustarte