Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

CSIF denuncia la sistemática derivación de pacientes de Oftalmología del SERIS a clínicas privadas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el desvío de pacientes de Oftalmología del Hospital San Pedro de Logroño para que sean operados de cataratas en centros privados. Los oftalmólogos del Servicio Riojano de Salud (SERIS) están decepcionados, indignados, hartos y dispuestos a todo.

Según denuncian, desde hace años la Consejería viene derivando sus pacientes a la medicina privada para intervención de cataratas después del correspondiente diagnóstico y estudio en Oftalmología del hospital San Pedro.

No se trata de pacientes en lista de espera que tendrían que soportar un gran retraso para su intervención. Se trata de un desvío sistemático: un oftalmólogo completa el estudio hoy, establece la indicación, explica la situación al paciente que firma los consentimientos y lo incluye en lista para intervención de cataratas. Pero a la semana siguiente se le llama para operar en la privada, según nos explican estos profesionales.

Además cuando el paciente que necesita ser intervenido pregunta “si le va a operar su oftalmólogo, al que conoce y en el que confía”, se le dice que no. Ante la duda y decepción, algunos se niegan, por lo que se les comunica que pasan al último lugar de la lista de espera.

El trasvase de pacientes derivados a la medicina privada es de tal magnitud que resulta mínimo el número de pacientes que son operados de cataratas por los oftalmólogos del Hospital San Pedro.

Estas derivaciones no son algo exclusivo de la oftalmología pública, también se dan por desgracia en otras especialidades médicas.

Estos profesionales se han dirigido en muchas ocasiones la dirección del Hospital San Pedro para intentar resolver este grave problema.

En este sentido, Médicos-CSIF alerta de que estos especialistas altamente cualificados y con sólidas carreras profesionales necesitan de la práctica para seguir progresando. Oftalmología es una especialidad médico-quirúrgica que implica adquirir una serie de conocimientos y también una serie de destrezas quirúrgicas y técnicas. Trabajan en un servicio dotados de los mejores medios técnicos pero aun así les derivan sus pacientes. Si la administración no remedia esta situación, podrían llegar a perder las destrezas y el hábito requerido para realizar las intervenciones con la garantía que ofrece un entrenamiento diario.

Este problema se agrava cuando hablamos de los médicos residentes en formación (MIR), ya que esta situación dificulta mucho el aprendizaje de la técnica quirúrgica.

Según afirmaeste sindicato, a este respecto, incluso podría llegar a intervenir la Comisión Nacional de Especialidades y retirar la docencia a dicho servicio. Los residentes están muy preocupados, ya que puede darse el caso de terminar su residencia sin conseguir las habilidades suficientes para operar de cataratas, que no olvidemos, es la intervención más frecuente de esta especialidad. No son capaces de entender esta forma de actuar de la consejería y la dirección de su hospital, que les condena a un futuro profesional incierto.

La última reunión entre los oftalmólogos y la dirección fue el 15 de junio de 2020. Buenas palabras y promesas. Ante la falta de soluciones después de aquella reunión, dejaron constancia de lo allí hablado, en un escrito registrado el pasado 20 de julio, con las firmas de todos los oftalmólogos, incluido el jefe de servicio.

Recordamos que el contrato con la empresa finalizaba en noviembre de 2020, pero fue prorrogado 6 meses más por la Consejería. Y nuestros oftalmólogos siguen sin operar.

La actuación de los dirigentes del SERIS, convierte a oftalmología en un servicio no atractivo. En los últimos tres años se han marchado 3 profesionales, a pesar de la oposición celebrada el 24 de octubre de 2020 con 11 plazas. Los dos últimos residentes que terminaron aquí su especialidad también decidieron marcharse.

Todo esto se acaba conociendo en el mundo médico. Es difícil que nuevos profesionales decidan venir aquí y tampoco será atractivo para futuros residentes. Se deteriora la imagen del servicio de oftalmología y también la del hospital San Pedro. El daño acabará siendo irreparable.

Asistimos a un capítulo más de la fuga de profesionales cualificados que empobrece al SERIS y que MÉDICOS-CSIF viene denunciando reiteradamente.

Hace unas semanas la Consejería ha invertido en una nueva página web para el SERIS y una de sus novedades consiste en una especie de escaparate donde se muestran los distintos servicios, con sus médicos, foto y currículum incluido.

Cuando visitamos la de oftalmología, al final se escribe un pequeño resumen de cartera de servicios que dice textualmente: “Se trata de un servicio de oftalmología con una amplia cartera de servicios, que asume toda la patología propia de la especialidad, salvo patología oncológica y cirugía orbitaria que por su baja incidencia y la complejidad de su abordaje son derivadas fuera de la comunidad.

Todo el equipo está comprometido con la implementación de nuevas técnicas, tanto diagnosticas como quirúrgicas, encaminadas a la mejor asistencia a nuestros pacientes”.

Buen intento, pero es falso, salvo el nivel de compromiso de todo el equipo. La señora consejera de Salud debería saber que la Oftalmología es algo más que una página web.

Desde MÉDICOS-CSIF LA RIOJA, como sindicato médico independiente y de funcionarios, instamos a los directores del SERIS y a la consejera de Salud para que asuman sus responsabilidades y arreglen este desaguisado cuanto antes. No es tan difícil, bastaría con aplicar su programa electoral en materia de sanidad pública. Por nuestra parte, estaremos vigilantes y en permanente defensa de los aspectos profesionales de los médicos del sistema público, en beneficio de la sociedad.

También podría gustarte