Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Con sufrimiento pero con una eliminatoria de ascenso bajo el brazo

El Grafometal La Rioja se impone al Balonmano Loyola (22-17) para seguir en su camino hacia la máxima

Se consiguió. El primer y más importante objetivo, en esto de que es el origen necesario para que todo lo demás pueda cumplirse, se ha llevado a cabo. Las chicas del Grafometal La Rioja pelearán, ¡por octava vez consecutiva!, por acceder a una nueva fase de ascenso a División de Honor. Lo harán tras haber asegurado al menos un segundo puesto que le otorga la posibilidad de clasificarse para la eliminatoria previa a dicha fase. ¡GRANDES! Sí, agárrense los cinturones que esto no ha terminado…

Una vez llegados a este punto, el equipo riojano, actual líder de la clasificación, intentará obtener su pase como primero para poder, a pesar de la igualmente dificultad de la cita, obtener unas condiciones competitivas algo más favorables ¡VAMOS A ELLO EQUIPO!

Ahora, habiendo remarcado en primera estancia lo más importante, no podría ser de otra forma, hablemos concretamente del partido del sábado pasado:

Los ha habido mejores, está claro. No quiero que con esto se quite valor a lo logrado, ni que se manche la trayectoria de la temporada; al fin y al cabo un encuentro, en ese proceso de luchar por algo, no deja de ser, con su enorme importancia, algo más específico -un partido malo lo puede tener cualquiera-, y es en cambio la suma de todos ellos la que permite afirmar enunciados como los anteriores: que el equipo sportiano seguirá aspirando a lo más alto.

No por ello, tampoco haría ningún bien a un equipo que por lo que sé ha hecho autocrítica, debemos pasar por alto que el encuentro del otro día fue sencillamente muy malo, con unos veinte minutos de la segunda parte que, ya sea por mala suerte en los lanzamientos, por una dinámica de partido que no llevaba su mejor cauce, por un equipo rival más intenso, o simplemente porque no salían las cosas, sembraron ciertas dudas.

Mentiría si dijera que no me preocupa pero es que, sinceramente lo digo, estar tanto tiempo sin marcar un gol no es nada normal, por lo que aunque en estos momentos pueda costar un poco, vamos a intentar hacer de lo negativo algo que no lo sea tanto; casi con total rotundidad que es imposible que algo así vuelva a ocurrir, ya no solo al Grafometal La Rioja, más a él con sus registros, sino a cualquier equipo que juegue al balonmano.

Por tanto, dentro de que obviamente no se estuvo bien y que hay que mejorar muchas cosas, me tomo lo del otro día, no sé si compartiréis opinión conmigo, como un hecho más puntual y concreto que como otro que refleje la actualidad y situación actual del equipo. Mejor que pase ahora, que se aprenda de lo ocurrido en este momento, que no más adelante cuando ya no hubiera marcha atrás.

Y, ¡ojo al dato! El equipo como decimos no tuvo un buen partido, y aún así terminó ganando. Lo veníamos diciendo en otras crónicas, estar por debajo de tu nivel, y pese a ello salir victoriosas; en este sentido creo que la valoración no deja de ser halagüeña. Por supuesto que, con todos los respetos hacia el Balonmano Loyola, con unos minutos de sequía goleadora tan significativos, otro equipo más potente o que luche de tú a tú por objetivos similares probablemente te borre del mapa.

Con todo, prudencia y confianza, lo que hasta ahora era más complicado e importante se ha logrado, por lo que cabeza alta por ello, y una buena dosis de ilusión para lo que está por venir. Ni cuando se ganó con una autoridad aplastante (32-20) al Aiala Zarautz el equipo era -versión más cercana a lo que puede ser este equipo- sobrehumano y superhéroe, ni en estos momentos algo insatisfechos que dejó el último partido el conjunto riojano se encuentra en su verdadero estatus deportivo, para nada.

Bien, ciñéndonos un poco más al devenir del partido, esto es lo que aconteció:

Las huestes de Manu Etayo no salieron mal, como tampoco lo hicieron unas jugadoras navarras que, algo más acertadas, conseguían comandar el marcador en los primeros cinco (2-3). Faltaba mucho, prácticamente todo, pero los primeros minutos evidenciaban lo que resultaría ser la tónica del partido; se iba a tener que luchar.

El paso de los minutos, unas riojanas mejor asentadas en pista con los goles de Irati Holgado y Ainhoa García, ambos por partida doble, así como los de Taty Lozano y Lucía Carrascón, permitían a las locales situarse por encima de un marcador (8-6) que eso sí, seguía totalmente abierto.

Seguidamente, los postes, el buen hacer de Nerea Álvarez, Lucía Reparaz y Amagoia Lainez, y las imprecisiones riojanas, posibilitaron que las visitantes lograron de nuevo acercarse a un electrónico que volvía a reflejar la máxima igualdad (9-9) transcurridos los primeros veinte y con unos buenos minutos de la ex-sportiana y jugadora de la casa Amaia Ruíz.

Ya en pista Keyla Hernández, reciente fichaje del Grafometal La Rioja que, si bien no tuvo demasiada suerte de cara a portería, no dejó de intentarlo (mejor eso a que por los nervios del debut no probara, sin duda), y una Paula García que comenzó a tirar del carro, el equipo lograba en hasta tres ocasiones, todas con goles de la de Muskiz, situar la que fue la máxima diferencia -de tres- en el marcador (12-9; 14-11; 16;13), la última de ellas la que cerraba un primer acto con bastantes giros de guión.

Tras la reanudación la cosa cambió, qué decir que lo hizo para mal. De verdad lo digo, cuando voy a la pertinente página para mirar, contrastar y analizar estadísticas, aún sabiendo lo que pasó, me quedo sorprendido, no quiero pensar aquel que lo vea de nuevas y sin haber presenciado el encuentro, posiblemente no se lo crea.

Que hasta el casi minuto 21, con independencia de el tiempo muerto local, no aparezca plasmado ni reflejado ningún dato de las riojanas, es casi tan insólito como irreal. Por tanto, en mi sorpresa y asombro no dejo de definir lo ocurrido como un accidente esporádico.

Está claro que no puede volver a pasar algo así, pero es que realmente os aseguro que es imposible que se pueda repetir: confianza ciega en este grupo de jugadoras que, como ya anunciábamos al comienzo, ya trabajaban desde el minuto uno que terminó el encuentro en poner soluciones. No es agradable verlas con malas y apenadas caras en ese mismo final del choque, pero es precisamente ahí donde comienza esa mejoría.

Por no perder el hilo del encuentro, una vez terminó esa mala racha de cara a puerta, unas locales más intensas y, que no se me olvide, una enorme Elena Navarro que siguió parando como también lo había hecho en los peores minutos -si no fuera por ella quizás la cosa hubiera sido otra- de su equipo, facilito que, hasta el tanto visitante de Nahia Elías, las riojanas lograran un 5-0 de parcial con una siempre crucial y segura en estas circunstancias Masha y una Taty Lozano que se le sumaba y que cerraba definitivamente, tras el último gol de la leonesa, un muy trabajado, raro, e igualmente importante triunfo riojano: ESTAMOS EN OTRA ELIMINATORIA DE ASCENSO, CLARO QUE SÍ.

En la siguiente jornada(17/07; 19:00) el equipo viaja a Cantabria para medirse al Pendo Camargo en un partido que, en caso de salir victorioso, puede certificar matemáticamente el primer puesto del grupo. Tic tac tic tac…CON TODO SPORTIAN@S.

GRAFOMETAL LA RIOJA: Elena Navarro, Rebeca García, Ailín López (porteras); Masha (3), Taty Lozano (3), Ainhoa García (3), Paula García (6), Irati Holgado (4), Valentina Learreta (1), Lucía Carrascón (1), Keyla Hernández (1), Alba Ibáñez, Maite Rodríguez, Lucía Ladrera, Yumi Tamada.

BALONMANO LOYOLA: Raquel Erdozain (portera); María Prat (2), Nerea Álvarez (1), Amaia Ruiz (2), Nahia Elías (1), Oihane Iriarte (2), Lucía Reparaz (1), Irati Ripodas (1), Maialen Erro (1), Betel Olaizola (1), Amagoia Lainez (5), Irene Díaz, Olaia Razquín,      Marina Zúñiga,

 

También podría gustarte