Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Previa CD Calahorra- Real Unión| Una incognita basada en el banquillo (Por @cazurreandoenOK)

Por Ángel García Álvarez (@cazurrenadoenOK)| Debutar siempre acaricia las ilusiones. El problema, además, es que las caricias se acerquen a las expectativas y vayan juntas, como los enamorados con resultados inmediatos. Y cuando hay amor, cuando todo funciona como una máquina perfectamente engrasada, parece que las chispas han surgido en toda una vida.

Algo así les pasa a los irundarras del Real Unión, un equipo en busca del flechazo con el fútbol, con los resultados, consigo mismo. El problema surge cuando son arco y flecha. Y eso le sucede al bloque de Alberto Iturralde, que repite en el banquillo tras salvar contra las cuerdas a los históricos fronterizos del fútbol vasco en un playoff con más tension que fútbol, como todos, ante el desaparecido Jumilla.

La apuesta por la permanencia en el banco de Iturralde hace que el bloque blanco no vaya a proponer un juego tan combinativo como hacía Juan Domínguez, su predecesor hasta el cese. Supone, de nuevo, una vuelta a los orígenes, a la unidireccional de las ideas en el césped reflejadas en la velocidad y en la presión; llegar cuanto antes al rival sin escatimar físico. Un equipo que se va a sentir mucho más cómodo sin la necesidad de llevar la iniciativa, sin sentirse starlettes sobre el campo. Les hará ganar consistencia y la seguridad de jugar sin perder el sitio, a la expectativa.

Los nuevos jugadores que han llegado al plantel no difieren de la línea planteada; jugadores físicos, trabajadores, con una figura que calza a la perfección con lo que busca Iturralde. Así se han sumado a la causa Borda, Endika Galarza, Cárdenas -que juega ante sus ex- o Gorka. Jornaleros de este deporte que saben lo que tienen entre manos, en este caso, entre pies. Borda, que llega tocado y es duda en el choque, Garrido, Galarza y Azkoiti puede que sean los de la partida desde el fondo del campo, donde sostendrán a Jon Irazusta, su portero.

En el centro del campo, de brega y garra, se alimenta el equipo de los pulmones de jugadores como Ekhi, Larruzea, Joel o Cárdenas quedando las bandas para los hermanos Eizmendi, Eneko y Alain, dos jugadores que miran más a la portería contraria que a la propia, dos interiores desequilibrantes pero con pcoo desgaste en el trabajo defensivo. En punta sobra hablar de Galán y de Orbegozo, lo mejor del equipo en el campo rival. Hay que considerar también que los irundarras disponen este curso de dos jugadores cedidos por la Real Sociedad: Aranzabe, un jugador zurdo de mucho trabajo, muy potente y el paradigma de jugador que centra desde los costados. El otro es Recio, un juvenil que juega como lateral zurdo que destaca por sus centro aunque es un poco blanco defendiendo.

También podría gustarte