Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Andrea González se une al objetivo

La madrileña deja Morvedre para recalar en las filas del Grafometal La Rioja

A toque de trompeta, de orquesta sinfónica o de lo que a cada uno de vosotros os parezca más apropiado para este miércoles 30 de junio… siguen llegando los refuerzos por parte de un Grafometal La Rioja que hoy ha hecho oficial la incorporación, proveniente del Balonmano Morvedre, de Andrea González.

Como siempre, con el fin de que conozcáis un poco más sobre ellas y con la ilusión depositada en una nueva temporada, os contamos un poco sobre este nuevo fichaje:

Natural de Madrid y formada desde la categoría infantil en el Base Villaverde, ese club que tan bien trabaja los sectores ‘prematuros’ de nuestro deporte capaz de incorporar talentos a la máxima categoría femenina, sea el caso de ella misma, la internacional -actualmente en Dijon- Carmen Campos, las hermanas Montilla, o la misma Nerea Nieto entre otras, Andrea viene a La Rioja como un fichaje muy interesante.

Todas las mencionadas se encontraban en un equipo que, además de varios campeonatos nacionales y viéndoselas contra el Sporting La Rioja de aquellos años, consiguió ascender en la temporada 2015-2016 a una Liga Guerreras Iberdrola que Andrea disputó con el propio equipo madrileño. Por tanto, siempre es interesante contar con alguien que sabe cómo va y es eso de ‘ascender a los cielos’.

Después de su andadura por el equipo de la capital firmó hace dos campañas con el conjunto del que llega, un Balonmano Morvedre que como sabréis se salvó, no sin emoción, en la última de las jornadas.

A todo esto creo que aún no hemos hablado de su posición y prestaciones en pista. Bueno, pues Andrea es a su vez tan pivote como que puede ocupar otras demarcaciones del campo. Fabuloso.

Claro está que su sitio más natural es la línea de los seis metros, de hecho en principio es ahí donde viene a aportar, pero en determinadas ocasiones según lo que requiera el partido en cuestión no sería descabellado verla en otro sitio. Sin ninguna duda, algo a valorar y a tener en cuenta.

Para terminar, una jugadora con personalidad que ha crecido con y a la par del balonmano y a que a buen seguro ayuda en la lucha de objetivos, esta vez cambiando el rojo madrileño y valenciano por el verde-amarillo sportiano, claro que sí.

¡BIENVENIDA, ANDREA!

También podría gustarte