Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

ENTREVISTA: Lidia Alén, la alcadesa y farmacéutica que juega en el CD Pradejón

"En las zonas rurales también viven personas, aunque muchas veces estemos olvidadas"

ENTREVISTA: Lidia Alén,
la alcaldesa y farmacéutica que juega en el CD Pradejón

Lidia Alén es futbolista, farmacéutica y alcaldesa (presidenta) de Acedo, un concejo de Mendaza. Si, así es. Alén es también farmacéutica y fútbolista. Lo es en Ancín (Navarra), a 5 kilómetros de la localidad que regenta, y juega en el CD Pradejón, a 55 kilómetros de su localidad. Casi nada.

 

Deporte, estudios y además alcaldesa. Va, cuéntanos, por favor, el truco para poder llegar a todo. ¿Qué y cuánto has tenido en sacrificar para llegar a todo esto?

He sacrificado tiempo con la familia, con los amigos y viajes de ocio.

 

¿Qué te llama del fútbol?, ¿qué te llevó a comenzar a jugarlo?

Siempre me han gustado todos los deportes, los individuales y los de equipo. Dentro de los de equipo la verdad que el fútbol se me daba mejor y me divertía más practicándolo.

Imagen: Raúl Velasco

 

¿Desde cuándo juegas a fútbol?

Federada empecé a los 16 años en el Izarra. Hasta entonces en el cole y el pueblo.

Cuando tú empezaste, ¿quién era tu referente deportivo?

La verdad que ninguno en concreto. No he sido de ver mucho fútbol.

 

Muchos jóvenes y, sobre todo sus padres, creen que es imposible compatibilizar el deporte con los estudios, ¿qué les dirías?

En mi opinión, te ayuda a organizarte mejor. Aunque tengas menos tiempo para cada una de la cosas que tienes que hacer, lo aprovechas más porque no queda otra opción.

 «En las zonas rurales también viven personas, aunque muchas veces estemos olvidadas»

Jugaste en Izarra, Lagunak, San Juan, Mullier y Osasuna mientras estudiabas farmacia en Pamplona. ¿Requeriste de un sistema especial para amoldar tus entrenamientos y tus estudios?

Había alguna forma de convalidar créditos y de esta manera quitarte alguna asignatura optativa, aunque  no era tan fácil entrar en esos programas. Había pocas plazas para tantos alumnos. También es cierto que me enteré de esto en el último año. Ahora creo que ha mejorado el asunto.

 

Universidades como por ejemplo la UR dan facilidades a sus deportistas de élite a través de un programa de tutorización, ¿piensas que esto podría llevar a que más estudiantes no abandonaran el deporte?

Por supuesto que sí. Todo lo que sirva de ayuda y te facilite la vida invita a tomar decisiones hacia un lado o hacia otro.

 

Imagen: Raúl Velasco

 

¿Por qué decidiste asumir la representación institucional?

Porque no se animaba nadie y no me gustaba la idea de que nos administren desde Pamplona. Alguien que vive y ama su pueblo lo va a hacer mucho mejor.

 

Háblanos un poco del concejo y de las necesidades de este.

La principal necesidad es la falta de dinero. No recauda como un ayuntamiento y necesidades tiene similares. No se puede mantener el pueblo como nos gustaría (limpieza, pequeños arreglos…) Casi todo se hace por voluntad y, esto, muchas veces es difícil. En cuanto a obras grandes, vamos haciendo cositas gracias a subvenciones y algún préstamo.

Trabajas en una farmacia de un pueblo pequeño, una de esas farmacias rurales. ¿Cuánto de necesarias son estas farmacias para el mundo rural?

Son muy importantes. En las zonas rurales también viven personas, aunque muchas veces estemos olvidadas, y tienen que existir unos servicios básicos que aseguren una buena calidad de vida.

¿Cómo es el trabajo en estas farmacias?

El trato con los pacientes es más cercano, hay más confianza, y la comunicación con el médico para que las personas estén mejor atendidas es más fácil. La población en estas zonas suele ser envejecida y muchas veces eres la única visita que reciben, así que es bueno dedicarles algo más de tiempo porque les hace falta.

Durante los momentos más duros de la pandemia; siendo regente de un concejo y de una farmacia, ambas actividades esenciales;  tuvo que ser muy difícil sacar todo adelante ¿cómo viviste y sobreviviste a ello?

En el concejo pasamos a tener menos carga de trabajo. En la farmacia sí que se notó más estrés, ya no solo por trabajo; sino por la incertidumbre, inseguridad, el ver a la gente agobiada que buscaba respuesta en nosotros y no la teníamos. También fuimos afortunadas, porque, al menos, podíamos salir de casa al trabajo. Después de cerrar, repartía medicinas por los pueblos porque la gente prefería no acercarse o no podía hacerlo y en esa época el campo estaba precioso y me relajaba. Lo bueno de vivir en estas zonas.

¿Sacabas tiempo para mantenerte en forma para cuando hubiera que volver o no lo pensabas?

Por supuesto. El deporte en mi vida es muy necesario. En casa no puedes hacer lo mismo que en el campo de fútbol, pero intentas no perder el estado de forma trabajando de otra manera.

¿Cómo compaginas actualmente el trabajo, los entrenamientos, la representación institucional y los partidos?

En el trabajo tengo la suerte de trabajar con mi hermano. Intentamos que las horas de trabajo sean equitativas y nos turnamos las tardes y los fines de semana. Él se adapta a mis horarios de entrenamientos y partidos, así que estoy muy agradecida.

«Me gustaría agradecer el apoyo que hemos recibido todos los fines de semana, tanto en casa como fuera.»

Tras una extraordinaria temporada, la 2020/ 2021,  firmáis un extraordinario ascenso en el mes de junio y echáis a todo un pueblo a celebrarlo con vosotras. ¿¡¡Qué pasada, no!!? Y esto desde el fútbol femenino 

Fue una temporada muy bonita que culminó de la mejor manera posible. Siempre he dicho que este club y este pueblo me han sorprendido gratamente y sólo tengo palabras de agradecimiento. El día del ascenso fue uno de esos que nunca olvidas y que desearías volver a vivir.

Imagen: Raúl Velasco

 

El día del ascenso, el campo presentaba una imagen espectacular, ¿os lo esperabais?, ¿habíais jugado alguna vez tan arropadlas por la grada como ese día?

Se oía que se estaba preparando una buena, pero no me imaginaba que en un pueblo relativamente pequeño pudiese darse tal situación. Fue increíble, como ya he dicho. Tanta gente como ese día no había venido a vernos esa temporada. Esta temporada que acabamos de finalizar, la verdad que me gustaría agradecer el apoyo que hemos recibido todos los fines de semana, tanto en casa como fuera.

Y tras logarlo, al camión, rúa por la localidad, charanga y demás, ¿sentisteis que el municipio se volcó con el equipo?

Se volcó de manera insuperable. Un día inolvidable.

La temporada pasada, a pesar de no haber consolidado la plaza de Reto Iberdrola, fue una temporada especial. ¿Cómo la definirías?

Una temporada difícil, como imaginábamos. Con momentos buenos y no tan buenos, pero con el objetivo cumplido.

 

¿Con qué momento de la temporada te quedas y cuál borrarías sin pensártelo dos veces?

Me quedaría con todos porque de todos se aprende. Si tengo que elegir, lógicamente, a todas nos gusta quedarnos con las rachas buenas (aquellos partidos que ganamos a partir del triunfo en Levante Las Planas) y olvidarnos de las malas.

 

¿Cómo fue ser el primer equipo en puntuar contra el Levante Las Planas?

Creo que daba igual ser el primero que les ganase. Los tres puntos eran importantes para nosotras porque nos sirvió para coger confianza y seguir con una racha buena.

Este año estrenáis categoría en todos los sentidos. ¿Qué esperáis de esta recién creada Segunda RFEF?

Pensamos que va a ser muy exigente otra vez. A título personal, espero que la disfrutemos y peleemos ahora que contamos con un año de experiencia en ella.

 

Ahora ya sabemos que has renovado con el CD Pradejón ¿intentarás renovar también con tu municipio en las elecciones de 2023?

Esto es un “spoiler” casi. Considero que todos los habitantes de un pueblo deberían pasar una vez en la vida por este puesto. Lo dejamos en eso (jajajaja)

 

También podría gustarte