Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Una Concha Andreu más Andreu abre un nuevo intento de investidura

Tiene su aquel eso de elegir, en plenas fiestas de Calahorra, a una calagurritana como presidenta del gobierno de La Rioja.

La actualidad obliga y, por ello, toca comenzar la semana a caballo entre el Parlamento, los encierros, el zurracapote, los cuartos (que no chamizos) de las Peñas, las degustaciones, la música en la calle e incluso el Grand Prix. Salir de casa con el coche y casi las legañas puestas, mientras otros llegan a casa; pañuelo, camisa y alcohol incorporado, a intentar dormir un rato.

La mañana amanecía amenazando lluviosa. Curiosamente, lluviosos también fueron las pegadas virtuales de los inicios de la campaña electoral de las elecciones generales y autonómicas con las que empezó todo.

En el Parlamento, con más medidas de seguridad y menos público que en el primer intento de investidura, daba comienzo este segundo intento, que se prevé definitivo.

Hoy no había 28 folios, tan solo 16. Además, a la candidata se le ha visto menos constreñida que en la primera ocasión, incluso realmente emocionada en muchos momentos de la mañana. Seguro que verse ganadora le ha dado a la candidata más tranquilidad y, tal vez esto, le haya conferido mayor dinamismo, viéndose una Andreu más Andreu, menos comedida y contenida que en el mes de julio. Mucho más vigorosa, en menos de una hora, la socialista ha resuelto la primera jornada de investidura.

Concha Andreu ha iniciado su discurso volviendo a recordar sus compromisos enmarcados en la lealtad a España y a la solidaridad entre las CCAA; de trabajar por la convivencia entre los españoles; con la reivindicación, que no será otra cosa que la defensa de nuestra Comunidad dentro del Estado Autonómico, así como compromiso con nuestra singularidad financiera.

La calagurritana ha querido recalcar también sus compromisos personales, como estar para hacer, llegar para cambiar que no llegar para hacer lo mismo y no estar solo por permanecer; así como ejercer su responsabilidad, con ánimo, con audacia y determinación, con prudencia, pero con valentía, huyendo del conformismo, huyendo del cortoplacismo y sin cerrar ninguna puerta a la ambición de nuestra comunidad autónoma.

Andreu también ha querido recalcar su compromiso con el diálogo y la cercanía. “No ser sectaria, buscar acuerdos, no confundir adversarios políticos con enemigos políticos”; además de un compromiso con la ejemplaridad, la ética política y el respeto hacia lo público.

La candidata que se ha reafirmado en que quiere ser “la presidenta de la pública, la presidenta de lo público” ha querido volver a recordar los objetivos que ya dio a conocer en su debate en julio: asegurar la viabilidad económica y de empleo a través del crecimiento económico; adecuar nuestro territorio a los principios de sostenibilidad y equilibrio a través de una ordenación territorial adecuada.; construir una sociedad cohesionada bajo los principios de igualdad y solidaridad a través de una red eficaz de servicios públicos de calidad y hacer nuestra labor a través de medios éticos, con total limpieza y transparencia.

También ha denunciado la candidata los últimos meses en el gobierno en funciones de los populares “Cualquiera que haya visto la actividad frenética del actual gobierno en funciones, distribuyendo inversiones vía convenios entre diferentes municipios y se haya fijado en los criterios y la forma empleada, verá el paradigma de lo que no hay que hacer. Pregunten a los vecinos la urgencia de las obras concedidas en los últimos tres meses. Este mal hacer que nosotros desde aquí denunciamos, nos va a suponer una situación económica que será difícil de superar en mucho tiempo.”

Curiosamente Andreu, quien ha expuesto que tiene tres ideas esenciales para La Rioja “liderazgo, modernización y participación”, ha querido acabar su discurso de la misma manera con el que inició su anterior cerrando, de esta manera, el círculo de esta investidura: “no estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar; estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar”.

También podría gustarte