Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

OPINIÓN| Tres elecciones, dos variables y una necesaria reflexión (por Maru Ortega)

3 veces, 3 han sido las ocasiones en las que José Ignacio Ceniceros ha estado, en unas elecciones, al frente del Partido Popular en La Rioja y las tres veces ha perdido los comicios.

Tras 28 años sin que los populares riojanos perdieran unas elecciones y tras casi cuatro años con Ceniceros siendo presidente sin ganarlas, el de Villoslada se encontró ante sus primeros comicios con un voto dividido y un partido fracturado.

Perdió las primeras y culpó de ello a la coyuntura. Perdió las segundas y, aunque afirmó que igual algo no se había hecho bien, volvió a culpar a la coyuntura. Y perdió las terceras, logrando además que, por primera vez en la historia de La Rioja, el partido que gana en el Senado tenga que repartir (2-2) los Senadores con su oposición.

“La misma dirección, la misma coordinación de campaña y con los mismos candidatos de hace seis meses”, recordaba Ceniceros a la vez que afirmaba que con los resultados del 10N Concha Andreu no sería presidenta. Pero también olvidaba que tampoco lo hubiera sido con los de las generales del 28A o con cualquiera de los resultados cosechados durante los 28 años de victorias populares. Y olvidó, sobretodo, la existencia de dos variable diferente entre todos estos procesos: La primera, Andreu; la segunda, él.

Hace poco más de cuatro años el PSOE optó por mirarse por dentro y rehacerse y ahora Concha Andreu es la líder indiscutible de la formación socialdemócrata.

Si el Partido Popular quiere volver a liderar La Rioja, debe empezar por realizar una seria y urgente reflexión interna, pensando más en sus afiliados y desencantados votantes y menos en los sillones ocupados o que poder ocupar.

También podría gustarte