Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Trece sancionados en La Rioja por copiar en el examen de conducir

Las actuaciones de colaboración entre la Jefatura Provincial de Tráfico en Logroño y la Guardia Civil en La Rioja, han vuelto a impedir que once personas obtengan de manera fraudulenta la autorización para conducir vehículos a motor, careciendo de los conocimientos básicos y necesarios en materia de tráfico y seguridad vial, lo que hubiera supuesto un grave problema de inseguridad para el resto de los usuarios que circulan por nuestras carreteras.

Cambios en la Ley de Tráfico

La nueva Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial establece como infracción muy grave: “utilizar dispositivos de intercomunicación no autorizados reglamentariamente, en las pruebas para la obtención y recuperación de permisos o licencias de conducción u otras autorizaciones administrativas para conducir, o colaborar o asistir con la utilización de dichos dispositivos”.

Por ello, contra los implicados en los hechos diez varones y tres mujer, con edades comprendidas entre los 25 y los 52 años, naturales de España, India y Marruecos, con domicilio en Barcelona, Pamplona, Gerona, Navarra, Zaragoza y La Rioja, que habrían llegado a pagar entre 1.000 y 2.500 euros a las personas que les suministraron los aparatos electrónicos para facilitarles las respuestas el día de los exámenes, se han tramitado las correspondientes actas/denuncias que conllevan una pena de multa de 500 euros. Además, no podrán presentarse a las pruebas para la obtención o recuperación del permiso o licencia de conducción u otra autorización administrativa para conducir en el plazo de seis meses.

Control de opositores al examen de conducir

Las actuaciones se llevaron a cabo durante los meses de diciembre de 2023 y enero de 2024, en el marco de las inspecciones rutinarias que realizan Agentes del Grupo de Investigación y Análisis (GIAT) de la Guardia Civil en La Rioja y examinadores de la Jefatura Provincial de Tráfico en sus sedes de Logroño y Calahorra, a todos los opositores que se presentan a las pruebas para la obtención de los diferentes permisos de conducción, para evitar las suplantaciones de identidad y cualquier tipo de irregularidad e ilegalidad mediante el uso de equipos electrónicos, como pinganillos, móviles y relojes con memoria, durante el desarrollo de los exámenes.

El comportamiento de los implicados durante las pruebas hizo sospechar a agentes y examinadores de posibles anomalías, por lo que para no interferir ni alterar el proceso de los exámenes esperaron a que finalizara para llevar a cabo su identificación en una sala anexa al aula.

Durante este proceso se pudo constatar cómo estas once personas ocultaban en las ropas y oído teléfonos móviles, receptores de señal y audífonos. Estos equipos estaban preparados para que durante la realización de la prueba no tuvieran que hablar, sino únicamente enfocar con la cámara a la pantalla del ordenador y escuchar las respuestas del examen que le comunicaban desde el exterior por el audífono.

No apto en el examen

Una vez descubiertos se procedió al levantamiento de las correspondientes actas de intervención del material electrónico que portaban, al tiempo que la Jefatura Provincial de Tráfico en La Rioja declaraba a estas personas no aptas en el examen para la obtención del permiso de conducir.

 

También podría gustarte