Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Sin respuestas en Canarias

Las riojanas caen con rotundidad (39-18) ante el líder

Como tantas otras veces tocaba Canarias, se repetía incluso el rival copero de hace justo un año, con la salvedad -no es poco- del salto a una categoría que exige mucho más de casi todo, a expensas de un muy difícil rival como el Rocasa al que considero favorito al título.

Si tenemos en cuenta eso y que al Grafometal Sporting La Rioja no le salió nada, más allá de unos primeros minutos donde el equipo hizo lo que se esperaba durara más tiempo, el encuentro estaba destinado a decidirse por la vía rápida, a merced de unas riojanas que sin capacidad de respuesta no supieron leer un choque que ya de por sí se avecinaba muy complicado.

Fue tras ponerse por delante (2-3) con la diana de Lorena cuando las visitantes paradójicamente perdieron el rumbo, con un balonmano muy previsible que permitía robar y castigar a unas canarias cada vez más acertadas que pasados los primeros quince -tampoco sin hacer gran cosa- ya doblaban a su rival (10-5) en el marcador.

A partir de ahí visto y no visto. Diez minutos sin ver puerta penalizarían demasiado -en las islas y en cualquier pista- a la hora de levantar una contienda que estaba decidida (19-7) antes de cerrar una primera mitad que como mejor estampa nos dejaba el ‘cara a cara’ en los siete metros de Masha y Silvia Navarro, 43 años por cada lado y otro gol más para la ucraniana que recortaba mínimamente una diferencia (20-9) que hacía del segundo acto lo que resultó siendo, un trámite que a sabiendas de no puntuar tampoco nos dejaba nada excesivamente halagueño a lo que agarrarnos; sí de ciertas acciones puntuales de la calidad que realmente -aunque no se viera- atesora y puede dar este equipo.

En cuanto a la reanudación y el resultado final -no así otras muchas veces- describe perfectamente lo que fue el encuentro: dos conjuntos con dinámicas totalmente opuestas hacían del partido una historia con poco más que contar.

(Imagen de portada: foto de archivo)

También podría gustarte