Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra
Casa rural 500

Reparto de puntos en Las Gaunas

Los udelista, que durante la primera hora de juego merecieron más, terminaron viendo cómo el partido se les iba y concluía con 1-1.

La UD Logroñés, flamante octavofinalista de la Copa Federación nacional, sigue sin terminar de hacerse a esta Segunda RFEF donde, aunque invicta en la quinta jornada, no ha logrado arrancar más que una victoria en casa ante e Izarra y cuanta por empates el resto de sus partidos.

Hoy, los de Diego Martínez, a pesar de haberse adelantado en el marcador en el primer cuarto del partido y de haber desplegado una primera hora de juego destacable ente el Alavés B, terminaron viendo cómo se le escapaban otros dos puntos de su feudo.

Los vitorianos fueron los primeros en abrir fuego y en el minuto dos obligaron a Kike Royo a protagonizar una salvadora intervención. Siguieron a esto, dos llegadas blanquirrojas, la primera con un centro de Iñaki, que no hallo rematador, y la segunda con un disparo lejano de Urcelay.

El partido estaba vivo y los riojanos buscaban incesantemente las bandas con un muy comprometido Álex Arias que terminó siendo quien los adelantara en el 21 con un golazo. El mismo Arias era quien abría la jugada, con una cesión de tacón a Urcelay, cuyo centro terminó rematando de volea.

Temprano gol con mucho tiempo por delante. Los del “mini glorias”, muy tocados por el gol, veían cómo los udelistas les caían en tromba. Primero fue Yurrebado el que buscó ampliar la diferencia, después Urcelay con un disparo desde el centro del campo, a punto estuvo incluso de hacerlo un jugador de los albicelestes en propia puerta.

Los udelistas eran un martillo pilón que percutían una y otra vez, sin descanso, sobre la meta defendida por Adrián Rodríguez, pero el gol no terminaba de llegar.

Madrazo, antes del descanso, protagonizó otra carrera de esas que tanto le gustan al jugador formado en las categorías inferiores del Leioa y la puso para Segin. La rechazó la defensa en una jugada polémica en la que la grada pidió penalti sobre Yurrebaso, pero en la que el trencilla no apreció nada punible.

Con una mínima ventaja riojana, el envite se fue a vestuarios. Al regreso de ellos, el duelo continuó por los mismos derroteros, con una locales buscando continuamente el área y perdonando en cada llegada.

En estos primeros minutos, Madrazo dispuso de dos ocasiones de gol. Una que resolvió con un buen disparo desde el vértice del área, otra con un balón dentro del área. Pero tampoco. Los logroñeses seguían sin cerrar el partido.

Y es máxima del fútbol que quien perdona lo termina pagando y así fue. En el 61 Egoitz no perdonó y empató el encuentro aprovechando un pase en profundidad de un compañero.

Tras el gol de los visitantes, el ímpetu y buen juego de los de Las Gaunas se sumieron en un claroscuro del que ya no regresaron para hacer que finalmente, con ese 1-1 y reparto de puntos, concluyera el partido.

También podría gustarte