Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Reparto de puntos en el primer derbi de la temporada en La Planilla

Derbi en La Planilla, uno de los dos que acogerá el estadio de Calahorra en esta segunda vuelta. En la primera vuelta, los locales, entonces visitantes de La Salera, se impusieron por 0-1 con un gol en los instantes finales del envite.

Entonces ambos equipos estaban muy necesitados y vivían momentos difíciles. Hoy, los de Calahorra parecen haber recuperado sensaciones y llegaban al duelo en inercia positiva. Por su parte, los de Nájera se mantenía colista

Sin embargo, nada de esto pareció tener nada que ver con ambas escuadras en los minutos iniciales. De hecho, fueron los vistantes los que se pusieron pronto por delante.

Con un disparo cruzado adelantó Miguel Pérez en el minuto 12 al colista en La Planilla. Los de Calahorra había salido muy dormidos y el colista no desaprovechó la ocasión para adelantarse en el partido.

En el 28 llegó el segundo. Marcos Sotelo le ganaba en la carrera Ekhi Senar y batía a un Gonzi que hoy regresaba a la portería de los calagurritanos.

Dos minutos después, el árbitro señaló penalti de sobre Uzkudun. Al jugador se le quedó enganchada la pierna nada más cruzar la frontal del área, calló al césèd y el trencilla no lo dudó.

Fue el propio jugador sobre el que se había cometido el penalti el encargado de lanzarlo. Uzkudun no dudo y lo marcó tras engañar al guardameta. Recortaba el CD Calahorra distancias en el marcador.

El goleador tuvo que abandonar minutos después el terreno de juego.

Y justo cuando el partido estaba a punto de irse a vestuarios con los najerinos por delante, llegó un nuevo penalti, el segundo del día y el enésimo señalado a favor de los del CD Calahorra en esta liga.

Esta segunda pena máxima fue muy protestada por los visitantes, aún más que lo fue la primera, pero para nada sirvió. El árbitro mantuvo su decisión y en el bar, que no el var, muchos aficionados que ya se había acercado a él presenciaron atónitos esto desde la lejanía.

En esta ocasión, el hombre derribado era Raúl Sola. Sin embargo, el encargado de tirarlo fue Julen Ekiza que, con su típico saltito mediante que aguantó el guardameta, tampoco perdonó.

Con empate a dos, pero con no muy buenas sensaciones de los de Pouso en el primer tiempo, el partido se fue al descanso. Y en el bar, caldos y café caliente se entremezclaban con una sensación de alivio en la afición local y de desesperación en la visitante.

La segunda parte, en la que el Náxara vio como el trencilla expulsaba tambien a uno de sus efectivos (Merino en el 75′), se caracterizó por la igualdad y la falta de ocasiones destacadas de gol, más allá de imprecisiones defensivas generadas por unos y otros que no terminaban de fraguar, por falta de acierto ofensivo, en opciones de gol.

Tan solo en los últimos instantes, un balón que se envenenó y terminó estrellándose en el larguero de la portería defendida por Toño hicieron creer que el resultado podía variar.

Empate a dos, tras una destacada primera parte con cuatro goles, y reparto de puntos que no ayudan a aclarar la situación de ninguno. Toca seguir.

También podría gustarte