Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Raúl Rubio: “Lo más duro de la lesión ha sido ver que al equipo no le salían las cosas y no poder ayudar”

Raúl Rubio: “Lo más duro de la lesión ha sido ver que al equipo no le salían las cosas y no poder ayudar”.
(una entrevista realizada por Íker Martínez)

ÍKER MARTÍNEZ.- Las lesiones, sin duda lo peor del deporte. Desafortunadamente, de ellas algo sabe Raúl Rubio. El delantero aragonés que, tras Ejea, Brea y Deportivo Aragón -con debut en el primer equipo incluido-, ahora milita en el CD Calahorra. Aunque por culpa de dos lesiones ni él ha podido disfrutar del fútbol ni la afición rojilla de sus goles. Una rotura de fibras tras un golpe en la rodilla en el partido de Copa Federación y una fractura de clavícula, tras un choque con el portero, en su regreso frente al Utebo lo han mantenido alejado de los terrenos de juego durante prácticamente la totalidad de lo que llevamos de temporada. Afortunadamente todo pasa y el delantero aragonés volvió a vestirse de corto en La Planilla frente al Alavés B.

 

Lo primero de todo. ¿Cómo te sentiste en tu regreso?

Bien, bastante bien. No sabía cómo me iba a sentir porque no había competido nada desde lo que pasó en Utebo. Al final, el ritmo de los entrenamientos no tiene nada que ver con el de los partidos. Así que tenía un poco no de miedo, pero sí respeto de cómo iba a reaccionar.  Encima entrando desde el banquillo que siempre es más complicado que entrar de inicio porque te tienes que hacer al ritmo. Pero me vi bien, con balón bien y no tuve ningún problema físico, a pesar de ser un partido duro con mucho choque. Salí, en lo personal, contento por el tema de volver de la lesión lo malo fue el resultado. Nos metió dos golazos Ropero, tampoco hicieron mucho más, pero te meten esos dos golazos y te complica todo el partido.

¿Cómo han sido estos casi tres meses de ver al equipo desde la barrera?

Muy duro. Soy una persona que me cuesta mucho estar fuera. El fútbol lo necesito en mi día a día y además de eso, por ver que no están saliendo las cosas. Por todos es sabido que no estamos donde nos gustaría. Y encima de estar fuera, ver cómo tus compañeros se esfuerzan y verlos jodidos porque las cosas no salen y que tú no puedes hacer nada. Aunque sea en los entrenamientos ayudando o creando buen rollo. Pero es que estuve un mes totalmente apartado del equipo con la rehabilitación en Zaragoza, otras tres semanas entrenando solo porque tenía que ir cogiendo ritmo y al final solo he podido entrenar con el equipo tres semanas y es duro. Es la parte más complicada del fútbol, el estar fuera y no poder participar con el equipo

 

Y con otra perspectiva desde fuera, ¿Cómo has visto a tus compañeros?

Bien, es verdad que ha habido partidos y partidos. En algunos hemos podido hacer mucho más o que podríamos sobre todo ser más efectivos. Lo hemos hablado entre compañeros y con el míster, el equipo genera ocasiones, crea fútbol, juega, pero luego la efectividad es lo que nos está faltando. Pero bueno es un proceso, el equipo trabaja bien, entrena bien y todo llega. Al final en eso se basa una temporada, en intentar mejorar los errores y cuando llega final de temporada que se haya mejorado en esos aspectos.

 

Con el próximo partido se acaba la primera vuelta. ¿Os habéis marcado algún tipo de objetivo de cara a la segunda vuelta?

No, para nada. Al final el objetivo tiene que ser seguir mejorando, sacar puntos y al final cuantos más puntos vayas sacando mejor y más fácil se ven las cosas. Tampoco te puedes poner un objetivo específico. Sí que hay que tener en mente que hay que hacer puntos y ganar partidos, pero tampoco obsesionarse con un objetivo. Hay que saber dónde estás, trabajar y sacar los partidos adelante porque si te obsesionas se te puede volver en contra.

Próximo partido, contra el Deportivo Aragón. Encuentro especial para ti.

Sí, vengo de allí, de dos años de estar muy bien, muy contento. Siempre es especial enfrentarte a compañeros, además sigue el míster con el que estuve. Es un partido muy especial, vuelves a casa, la familia y los amigos están cerca. Tengo muchas ganas de que llegue.

Además de las dos temporadas en el filial del Zaragoza, también estuviste otras dos en el Brea y una en el Ejea. ¿Con cuál te quedarías?

Si me tuviera que quedar con una, me quedaría con la primera en el Deportivo Aragón porque tuve la oportunidad de debutar en Segunda División. Ese año salió todo rodado, ningún problema físico, estuve muy acertado de cara a portería y evidentemente el debut con el primer equipo del Zaragoza en La Romareda que eso se queda para toda la vida.

 

En el debut con el primer equipo el resultado no acompañó, derrota por tres goles frente al Alcorcón en casa, pero imagino que a nivel personal es muy gratificante. Supongo que fue también una recompensa a la buena temporada y los 19 goles que anotaste con el filial.

Sí, me acuerdo de que estaba en la banda calentando y perdíamos 0-2 y entré y justo después nos marcaron el 0-3. Imagínate, la Romareda, una olla a presión, encima ellos venían descendidos. Aquel partido fue un desastre, pero bueno para mí se queda. Fue un premio a la temporada y me permitió estar con ellos en dinámica de primer equipo. Y bueno este partido se dio que íbamos perdiendo 0-2 y Juan Ignacio Martínez, entonces entrenador del Zaragoza, decidió que tenía que sacar algo arriba a ver si se movía la cosa y me sacó.

En ese partido sustituiste a Iván Azón que ahora está siendo importante en el Zaragoza. ¿Te ves de aquí a unos años en esa posición?

Ojalá. Tampoco me quiero obsesionar, en el mundo del fútbol es muy complicado conseguir llegar a ese nivel, a Segunda, se tienen que juntar muchos aspectos. Yo desde luego que lo intentaré, es a lo que me quiero dedicar y hacer en un futuro. Yo lo intentaré, daré el 100 % por conseguirlo, pero tampoco me apenará no conseguirlo porque soy consciente de que hay factores externos que también influyen, la suerte es un factor y sobre todo que se dé el estar en el lugar y momento adecuados. Lo intentaré, seguro, y si lo consigo eso que me llevo. Y sino igualmente espero tener una carrera larga si las lesiones me respetan.

 

Esperemos que así sea y las lesiones te respeten porque en las dos últimas temporadas te están lastrando.

La verdad que sí. El año pasado también estuve en total seis meses fuera. Fueron dos choques jugando. En uno me rompí el ligamento lateral externo y en el otro el interno y pues eso seis meses fuera entre las dos. Y esta temporada, después de un rodillazo frente al Racing Rioja en Copa Federación, tuve una rotura de fibras, y el partido en el que volví, contra el Utebo, en otro choque me rompí la clavícula y me tuve que operar. Yo toco madera y espero que ya haya pasado todo, que haya agotado ya el cupo de lesiones y pueda ya sobre todo coger ritmo y regularidad que al final es fundamental. Si no puedes competir semana a semana se nota

A ver si el cambio de año es un punto de inflexión en ese sentido ¿Algo que le pidas a este 2024?

Precisamente eso, que me respeten las lesiones, salud que se suele decir, que pueda disfrutar sobre todo del fútbol que para eso me dedico a esto para disfrutar porque es mi pasión. Eso salud.

Pues ojalá que el 2024 le traiga mucha salud a Raúl Rubio. Y con ella, él traiga muchos goles al CD Calahorra. Porque el delantero aragonés ya ha demostrado que, si le respetan las lesiones, puede aportar muchas dianas y alegrías a los aficionados rojillos.

Imágenes: CD Calahorra y Real Zaragoza

También podría gustarte