Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

OPINIÓN: Agosto en la nada

Andreu afirmó a su llegada que los meses de agosto no estarían vacíos de contenido y, tres años después, NADA. Porque eso es lo que se está viviendo en las últimas semanas políticamente en La Rioja. NADA.

Como ejemplo de ello, el pasado lunes tan solo una actividad aparecía en la agenda institucional del Gobierno de La Rioja, la reunión telemática convocada con urgencia sobre el plan de ahorro energético.

La llegada de Andreu al Gobierno levantó muchas ilusiones y expectativas. Andreu prometía un gobierno #DeOtraManera mas, tres años después, más bien poco o nada queda de aquellas expectativas, enterradas en un bulevar de NADA.

EDITORIAL. Concha Andreu, una política #DeOtraManera

Es como si la ensoñación de gobierno que tenía Andreu fuera mucho más pequeña que lo que la realidad es Gobernar en mayúsculas. Una Andreu que dudo mucho que mintiera en sus promesas de forma intencionada; aunque, sin embargo, una cosa es lo que imaginó y transmitió antes de llegar a él y otra cosa muy diferente lo que ha hecho y logrado hacer en este tiempo. Porque gestionar no es fácil y requiere algo más que el querer ser o el querer hacer. Y en eso también ha fallado Andreu.

En su primer agosto, el de su toma de posesión, se desprendía una desbordante ilusión. Sánchez firmó su decreto de nombramiento el 28 de agosto, tomó posesión el 29 y, en la tarde de ese mismo día, dio a conocer a su gobierno. Poco después, llegaron los cargos intermedios.

Si su llegada al palacete fue meteórica, no lo fueron menos sus ceses. El primero, el de una subdirectora general del Instituto de Estadística, Natalia Ríos, cuando apenas llevaba una semana nombrada.

El primer cese del gobierno se produce “para no dejar vacante un puesto” mientras aún se desconocen tres direcciones generales

Pasó el tiempo y llegaron más ceses. Y, en mitad de sus primeros ceses, la pandemia. Cierto es que gestionar una pandemia es difícil y cada uno lo hizo lo mejor que pudo. No lo mejor que supo, no; porque nadie sabía nada.

Se gestionaron compras, algunas controvertidas; pero aquello, como explicó la ministra María Jesús Montero, era una guerra. Y vaya si lo era. Así que no seré yo quien hable de ese tema, ni de lo que se cocinó y pasó en los mercados chinos y sus intermediarios. Y hay mucho. Simplemente diré gracias por pelear por intentar salvarnos a todos; aunque desgraciadamente … nos faltan muchos y otros tantos, lamentablemente y debido a las decisiones que se tomaron, sí se quedaron atrás. De todas formas, gracias por intentarlo.

Y después, más ceses. En aquel segundo agosto, los medios de comunicación vivíamos prácticamente a las puertas del Palacete aunque siempre, aquel cese, nos contaban que sería el último. Pero no. Y ahí y así, con la amenaza sobre la cabeza de los miembros del gobierno y con los ciudadanos temiendo que pudiera cerrarse una u otra localidad, pasamos ese agosto.

José Luis Rubio, abandona el Gobierno de Concha Andreu por motivos personales

El siguiente agosto, el tercero de la legislatura, cambiamos las puertas del Palacete por las puertas cerradas de los centros de salud en las que intentábamos saber cómo era ese plan (de atención continuada) que montó Alberto Lafuente y se creyó la doble A: Andreu y Alba.

VÍDEO: Tensión a la entrada de la reunión entre el gobierno y los alcaldes de la ZBS de Ausejo- Murillo

IMÁGENES: Una multitudinaria manifestación recorre Logroño contra el plan Alba- Lafuente

Y ahora, el cuarto y último… pues eso, NADA. Agosto llegó marcado por el calor y los incendios. Marcado por una inflación desbordada que ahoga al ciudadano. Marcado por las consecuencias de la guerra de Ucrania y la amenaza del corte de gas y la amenaza de Argelia y la amenaza de Marruecos y la amenaza de Pegasus y la amenaza. Y NADA. Eso sí, agosto trae el fin de un nefasto mes de julio en el que el paro crece y La Rioja destruye el 30% de los empleos del país. NADA.

Agosto y solo arena en los ojos. Arena. Arena bajo nuestros pies, arena en los bolsillos y una imagen en la NADA. Agosto en mitad del desierto. Arena solitaria. Infinita. Legendaria. MELANCOLÍA. Mucha arena más y el doble de nada. NADA DE NADA.

También podría gustarte