Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

NAVARRA: El Real Madrid se hace grande en el Sadar

Osasuna ha caído hoy en casa por 2-4. A pesar de su buena primera parte, se desdibujó y no volvió q encontrarse al regreso de vestuarios.

Pronto comenzaron adelantándose los blancos que ya ganaban en el minuto 3 gracias a un gol de Vinicius. El tan bueno como polémico jugador marcaba el 0-1 con un remate desde el centro del área por bajo que ubicaba el balón junto al palo izquierdo.

Tres minutos después, en el 6, llegó el empate del pichichi rojillo, Ante Budimir. El croata enmascarado marcaba con un remate a quemarropa asistido por Jorge Herrando tras un saque de esquina.

Antes de que se alcanzara el 8, Vinicius protagonizó un mano a mano, tras recoger un pase en profundidad de Rüdiger, con Sergio Herrera que desbarató con acierto el de Miranda de Ebro.

Al cuarto de hora de juego Lunin salvó a los suyos enviando a córner el disparo de Areso pero por desgracia, para los navarros nada pudo hacer nadie en el 17 cuando Carvajal colocaba una delicatessen a pase de Valverde dentro de la portería sorprendiendo a propios y extraños.

Sin palabras dejó el gol de tan bella factura a los rojillos, tanto que incluso enmudecieron por unos instantes. Pero el Sadar es el Sadar y la grada no tardó en volver a animar a los suyos.

Pasaban los minutos y el 1-2 se mantenía. Arnaiz dispuso en el 40 de una gran ocasión para igualar el partido antes del descanso con un potente disparo desde fuera del área.

También el Madrid tuvo las suyas para llevar el encuentro a vestuarios con una ventaja más amplia pero especialmente una salvadora mano de Sergio Herrera lo evitó.

Y el partido para los de Pamplona terminó allí. En la segunda parte el Madrid se hizo con el balón, con el dominio del juego, con el ritmo y, por supuesto, con las ovaciones y los goles.

Los madridistas dispusieron de muchas y muy variadas para sentenciar el duelo. Sin embargo el 1-3 no llegó hasta que en el 60 Brahim Díaz volvió a batir a Herrera aprovechando un pase en profundidad de Federico Valverde y tras una larga carrera.

Tres minutos tardó en llegar el 1-4. Vinícius Júnior remataba escorado desde la izquierda al centro de la portería tras una asistencia de Fede Valverde.

Con el partido sentenciado, el Madrid desaprovechó sus múltiples llegadas para hacer más sangre del rival. Valverde primero, Vinicius después, incluso Rodrygo en dos ocasiones o Modric.

Sin embargo, las ocasiones perdonadas una y otra vez de los de Ancelotti, dieron paso en el tiempo de descuento al gol que recortaba la ventaja visitante en el marcador obra de Íker Muñoz.

Con el 2-4 Arda Güller, esa estrella que no termina de emerger por culpa de las lesiones y la falta de minutos, estrelló en el larguero su remate, desde más de 30 metros, bombeado por encima de Sergio Herrera.

De esta manera concluyó el partido que confirma al Real Madrid en el liderato de la tabla mientras deja a Osasuna décimo justo antes del parón de selecciones.

También podría gustarte