Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Logroño proclama San Sergey de Todos los Santos para el 4/12

Una parada de penalti con el tiempo cumplido del guardameta navarro da la victoria a los riojanos frente al Bada Huesca por 28-29

Foto: Juanjo Acobi (Club Balonmano Logroño)

El Balonmano Logroño La Rioja visitaba la cancha del Balonmano Huesca, un equipo que, en los últimos años, más en su casa, ha puesto siempre las cosas muy complicadas a los franjivinos. Y así fue. Ya lo decía el entrenador del Logroño Miguel Ángel Velasco así como gran parte de la afición: “No podemos fiarnos”. Aunque el conjunto oscense no vive su mejor momento, tiene una plantilla larga y de garantías, mucho mejor de lo que la clasificación indica. De esta forma, se trataba de un partido “trampa”, pues es muy probable que haya un partido que al Balonmano Huesca le sirva de punto de inflexión para despegar, y, aunque ayer estuvieron a punto de hacerlo válido, afortunadamente  no fue así.

El partido comenzó y fue muy disputado en todo su transcurso. Tan solo dos fueron los goles que pudieron manejar de renta ambos equipos en la primer parte, el Huesca al comienzo (2-0 y 3-1), y el Logroño con el pitido final (12-14). En los primeros minutos, Filipe Mota por parte de los locales, y Ligetvári por la de los visitantes, se repartían la responsabilidad ofensiva y anotadora. El cañonero húngaro del conjunto riojano que viene de realizar sus dos mejores partidos desde que llegó a la capital riojana empezó como un tiro, partiendo en varias ocasiones desde el central en vez desde su puesto natural -lateral izquierdo- para que, tras cruces, lucir lanzamiento y, así, poder empatar la contienda (4-4).

El partido era vertiginoso, con un ritmo muy alto, el mismo que propiciaba que el “cambio largo” de los visitantes en el “ataque-defensa” no pudiera producirse, con un Tomás Moreira -inconmensurable- que en bastantes ocasiones no podía dar entrada a su relevo habitual -Miguel- en tareas defensivas, situación que aprovechaban los locales para contrarrestar los ataques franjivinos en un partido que seguía con la máxima igualdad (10-10; min. 20). Además, el ex-portero del Logroño Gómez Lite estaba atinado, parando varias acometidas riojanas. Por otro lado, fue un partido en donde el juego con el pivote, por ambos conjuntos, fue muy utilizado, de ahí que, al mismo tiempo, se vieran varias faltas en ataque por los bloqueos de estos, una circunstancia no demasiado habitual. En esta línea de vertebrar el ataque a través de esta posición, el Logroño realizo un triple cambio -Balenciaga, Scott, Kusan-, así como nueva disposición táctica, para que, este último, el jugador croata, se colocara en una posición más abierta, y que, con el desdoblamiento de los extremos, el equipo pudiera ganar la superioridad en la zona exterior.

Con todo, un golpe de un equipo era contrarrestado por el otro, para llegar a unos minutos finales donde la figura del portero Sergey Hernández, futuro héroe del duelo, consiguiera dos paradas que, como sabemos, permitían al equipo riojano irse al descanso con su máxima renta en el marcador (12-14).

La reanudación comenzó muy bien para los intereses visitantes con un 2-5 de parcial (14-19) en los cinco primeros. Miguel Sánchez Migallón, imperial en la tarea de atrás incomodaba mucho el ataque oscense. Como en otros días insistimos, los especialistas defensivos no suelen ocupar las portadas que merecieran, y es que el capitán franjivino realizó una segunda mitad inconmensurable; gran parte del triunfo es suyo. El partido transcurría con una diferencia en torno a los tres-cuatro que los riojanos manejaban con bastante criterio. Si bien, una exclusión, un portero oscense que paraba, un tiempo muerto local, así como la entrada del también ex-franjivino Val en el pivote que hizo mucho daño desde su salida, y una grada que apretaba más que nunca evidenciaban que aún no estaba todo decidido, tanto que el Balonmano Huesca conseguía ponerse a tan solo un gol con dos minutos por jugarse (27-28), para después, incluso, empatar la contienda a cuarenta segundos del final (28-28). Velasco pidió tiempo muerto para prepara jugada, que acabó con la que fue una de las mayores armas del conjunto riojano ayer: el pivote. Moreira no conseguía anotar pero forzaba un siete metros que se disponía a lanzar Dapiran. El italiano con gran sangre fría lo marcaba para firmar un partido impresionante con pleno de lanzamientos (9/9). Pero esto no estaba acabado, con quince segundos por delante los locales pusieron el balón en juego rápidamente para forzar un penalti con el tiempo cumplido que avecinaba lo peor. Aunque no si tienes a Sergey Hernández en portería. El meta navarro se hacía grande, ¿que digo grande?, ¡INMENSO!, para atajar el lanzamiento de siete metros ejecutado por Camas. Una parada, un punto más que con la victoria de Bidasoa ante Cangas permitía a los riojanos seguir terceros por delante de los irundarras y ver, a falta de dos jornadas, la Copa Asobal un poco más cerca: con el Barça clasificado, el puesto asegurado del Valladolid como organizador, y con un Ademar de León que lo tiene casi hecho, queda tan solo una plaza, ¿Te vas a perder el final de la película?

No debemos de terminar sin hacer mención a la Peña Orgullo de Huesca que ayer, y en unión con la mayoría de aficiones de Asobal y resto de peñas, mostraba una pancarta común a todas (#ConHorariosAsobalVamosAcabarMal), así como un primer minuto de silencio en un pabellón que respondió a ello como protesta a los horarios impuestos por LaLiga y Gol tv. Las desaprobaciones continuarán de forma común en la siguiente jornada en las diferentes pistas de Asobal.

 

BADA HUESCA: Jorge Gómez Lite, Daniel Arguillas (porteros); Montoya (1), Val (1), Carmona (2), Camas (2), Adrià Pérez (3), Ostojic (1), Filipe Mota (6), Oier García (3), Rodrigo Benites (1), Marco Mira (2), Sergio Pérez (3), Alejandro Marcelo (3), Asier Nieto, Álvaro del Valle.

BALONMANO LOGROÑO LA RIOJA: Sergey Hernández, Jorge Pérez (porteros); Dapiran (9), Migallón (2), Balenciaga (1), Kusan (1), Scott (1), Ligetvári (3), Moreira (5), Kukic (3), Graciandia (3), Rudolph (1) , David Cadarso, Ernesto Goñi, Eduardo Ortiz.

 

También podría gustarte