Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Las mujeres estarán «bajo la ley Sharia» en Afganistán ¿Pero qué es eso?

La sharia es la ley islámica, y proviene de cuatro fuentes: el Corán («recitación»), el Hadiz («narración»), el Ijma («consenso») y el Ijtihad («esfuerzo»). Su significado es: «Camino a la paz». La ley islámica tiene un peso fundamental en la vida doméstica familiar. Sobre todo en aquellos que son partidarios de hacer de ella, la ley de la tierra. En estos casos, los jueces religiosos tienen completa potestad para decidir con respecto a las disputas domésticas y de propiedad.

Cuando los talibanes gobernaron Afganistán de 1996 a 2001, estos impusieron la ley Sharia, una interpretación estricta de la ley islámica que significaba que las mujeres no podían trabajar, las niñas tenían prohibido asistir a la escuela y las mujeres tenían que cubrirse la cara en público y pasar a la protección de un hombre si querían dejar sus hogares.

Con respecto al matrimonio, la sharia prohíbe rechazar este sacramento. Si bien la poligamía es aceptada, existen ciertas condiciones. Por ejemplo, el hombre no puede casarse con dos hermanas, ni tampoco con una mujer y su tía.

Todo lo concerniente al «contacto íntimo» está prácticamente prohíbido. Tanto el hombre como la mujer no pueden contar a la gente lo que pasa entre ellos, entre otros tantos impedimentos.

No está permitido que la mujer gaste del dinero de su marido sin permiso, y tampoco puede pedirle a un hombre que se divorcie para casarse con ella.

A diferencia de otras religiones, en el mundo musulmán la religión es la columna vertebral de toda sociedad. Por eso, muchos musulmanes consideran que los líderes religiosos deberían influir en los asuntos políticos.

Los cinco ejes que definen la sharia

Castigos: La interpretación de la ley islámica permite que muchas comunidades islámicas lleven a cabo vejaciones y violaciones de derechos contras la población. Azotes, amputación de miembros, insultos…son solo algunos de los castigos a los que son sometidos. El adulterio todavía es castigado con la muerte por ley en muchos países.

Vestimenta de las mujeres: Según la sharia las mujeres tienen que taparse desde la cabeza hasta los pies desde su pubertad. Lo dice el Corán, aseguran. Existen diferentes velos. La hijab, que solo cubre el cabellos de las mujeres. El niqab, utilizado por las mujeres del Golfo el burka, en Afganistán. (Conoce las diferencias entre hijab, niqab o burka)

Matrimonio: Otro de los escollos relacionados con la sharia está relacionado con el trato a las esposas. Para empezar, los hombres pueden ser polígamos, pueden casarse con hasta cuatro mujeres. Por el contrario, las mujeres, solo pueden casarse con un hombre que tiene que ser musulmán y será también el marido el que disfrute de la tutela de los hijos.

Justicia y Libertad religiosa: Según la sharia, el testimonio de un hombre equivale al de dos mujeres. En países como Pakistán, Afganistán o en países del Golfo, como Bahréin o Catar, tribunales tribales que actúan en zonas rurales al margen de la ley se toman la justicia por su mano y condenan con terribles castigos o incluso la muerte a mujeres u hombres por el simple hecho de bailar, cantar, reír, o por establecer contacto entre ellos.

Respecto a la libertad de credo, éste es inexistente. Países como Arabia Saudí prohíben en su territorio toda práctica que no sea el Islam.

También podría gustarte