Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

La UR modifica su normativa de permanencia para hacerla más laxa frente a los abandonos

La no concurrencia a un examen de la UR no hará perder convocatorias a los alumnos

La vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria de la Universidad de La Rioja, María Ángeles Martínez Calvo, ha mantenido hoy, lunes 3 de octubre, un encuentro con el Consejo de Estudiantes, encabezado por su presidente, Ramón Sánchez, en el que, entre otras cuestiones, han abordado el cambio de la normativa de permanencia de los matriculados en las titulaciones oficiales (grado, master y doctorado), que permitirá que cuando un estudiante no se presente a un examen no pierda una de las seis convocatorias con que cuenta para superar cada asignatura.

“Siempre es una preocupación en el ámbito universitario el problema de las tasas de abandono y cómo reducirlas” -ha sostenido la vicerrectora-. “Una de las medidas emprendidas para reducir estas tasas y que los estudiantes que inician estudios en la Universidad de La Rioja lleguen a finalizarlos tiene que ver con el régimen de convocatorias”, ha añadido la vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria, que ha recordado que la UR se suma así a la mayoría de las universidades del G9, en las que la calificación de no presentado no agota convocatoria.

Hasta esta modificación, los alumnos de estudios oficiales agotaban, al menos, la convocatoria ordinaria de las asignaturas en las que se hubieran matriculado (en el caso del Trabajo Fin de Grado, una vez depositado) independientemente de que se presentaran o no al examen. Así, podían consumir las seis convocatorias incluso sin presentarse a las pruebas finales, lo que les impedía continuar sus estudios y verse abocados a abandonarlos.

Así, el Consejo Social de la UR ha dado el visto bueno a la modificación de la normativa (que cuenta con el informe favorable del Consejo de Estudiantes y la aprobación del Consejo de Gobierno de la UR y del Consejo de Universidades) que permitirá que los estudiantes decidan si se presentan o no a las diferentes convocatorias de los exámenes sin por ello verse perjudicados académicamente.

Esta modificación no afecta, en todo caso, al límite de años establecido para finalizar estudios oficiales en la Universidad de La Rioja (entre siete y once años en el caso de los grados en función del régimen de dedicación y entre dos y cinco en los másteres) ni al régimen económico de las matrículas vigente, que establece que la segunda y sucesivas matriculaciones en una materia sean más caras que las primeras.

También podría gustarte