Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

La UD Logroñés se gana el difícil y emocionante encuentro ante el Tudelano

Tudelilla Cerveza

La UD Logroñés sabía que se la jugaba esta tarde ante el CD Tudelano. Los logroñeses tenían claro que, en la lucha por la clasificación, no podían aflojar ante un líder que no falla y un Barakaldo que tampoco concede demasiado y que había sumado en esta jornada los tres puntos ante el Barbastro a domicilio.

Con la idea clara de que el partido de hoy era vital de cara a la lucha por el ascenso, saltaron los hombres de Diego Martínez al terreno de juego de Las Gaunas para verse las caras con un Tudelano que ha ido en esta liga de menos a mal pero que llegaba tras encadenar dos victorias.

Durante los primeros minutos del duelo lo intentaron los udelistas. El primero en abrir fuego fue Urcelay, en jugada ensayada. Le siguió Yasín, que recogió el rechace de un disparo de Segin tras una buena jugada de Arias.

Monreal ensayó un testarazo en el 37 como finalización de una falta botada por el bueno de Álex Arias. El central no embocó en esta ocasión con acierto el remate, algo que sí haría posteriormente.

Sin embargo, el primero de los locales, el protestado gol de Segin, llegó en el 40 de un rechace tras un disparo de Goti en el que el árbitro no apreció fuera de juego ni en la primera jugada ni en la continuidad de la misma.

El gol fue, sin duda, un jarro de agua fría para los navarros al que no tardó en seguirle un segundo tanto. El 2-0, en el 45, fue obra de Julen Monreal que sorprendió cabeceando con muchísimo acierto y colocación el centro desde la esquina del goleador Goti.

Los dos goles de los riojanos habían dejado noqueado a un Tudelano que no se terminaba de encontrarse y que a punto estuvo de encajar el tercero.

Sin embargo, no mucho más ocurrió en los seis minutos de prolongación decretados por el árbitro por la lesión de Eder en el ecuador del primer tiempo y con este resultado se llegó al descanso.

A pesar del ventajoso resultado local, los primeros 45 minutos habían estado muy igualados y que solo el acierto de cara a puerta de los de Logroño había marcado la diferencia.

Pudo cambiar el partido si en el 51 de la segunda parte, Andoni Ugarte no hubiera salvado a los suyos, primero ante una llegada de Simeone y después de un remate del exjugador del CD Calahorra y Mirandés, Rodrigo Sanz.

Pero también pudo acabar si Sarriegi, en el 55, hubiera estado más acertado en un córner que remató solo en el corazón del área y que no puso en muchos problemas a Santamaría. Y también si en el 59 el árbitro no hubiera interpretado fuera de juego en un pase filtrado y gol de Yurrebaso que había sustituido a Jony.

Imagen: CD Tudelano

 

En el 73 Gianluca Simeone marcaba a la media vuelta el gol que reducía diferencias en el marcador pero que también evidenciaba la desconcentración y desconexión de los riojanos en los aledaños del último tercio del envite. Y es que el El 2-1 llegó tras un despiste en un saque de banda de los de la UD Logroñés.

Tras el segundo temblaros los ánimos de la parroquia local cuando de córner llegó un nuevo gol. Elgol no subió al marcador por fuera de juego, aunque el mismo afianzaba la idea de que los riojanos no estaban en el partido. Y es que realmente no estaban.

Monreal saltó solo en un intento de despeje, el defensa se lo comió y Simeone se hizo con el balón para dirigir un disparo a puerta. No estaban.

Con inmediatez reacciono Martínez que buscó la solución en el banquillo e introdujo en el campo a Cobo y Marchana. Con este cambio el entrenador intentó restablecer la conexión mental.

No sentaron mal estos dos últimos cambios a los locales, Buen por refresco, bien por rumbo, la confianza pareció restablecerse en la escuadra riojana.

La emoción se mantuvo hasta el final. Tanto que cuando el partido estaba a punto de terminar, poco después de que Julen Monreal salvara a los suyos bajo palos en un disparo de córner, Unai García sentenció el choque a la contra poniendo el definitivo 3-1.

Concluido el partido se produjo un altercado que terminó con alguna que otra expulsión en el acceso al túnel de vestuarios.

También podría gustarte