Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

La UD Logroñés empata en Castellón y encadena diez partidos sin ganar

La UD Logroñés no gana desde el 23 de octubre en Alcoy

Tampoco en Castalia ha encontrado la solución a sus problemas la UD Logroñés. Los riojanos no han protagonizado esta tarde el mejor de sus partidos aunque han logrado rescatar un punto insuficiente.

Cierto es que suele decirse que cuando no puedes ganar y juegas fuera de casa, un punto siempre es bueno y mucho más cuando durante los primeros 45 minutos se va a remolque y se juega a lo que el rival quiere; pero hay un momento en que ni ese punto es suficiente y hace ya tiempo que no lo es para una UD Logroñés hundida en la tabla.

Y tampoco el punto que se quedó en Castalia fue bien recibido por la parroquia local que despidió a sus jugadores y técnico entre abucheos y manifestando airadamente su malestar.

En lo que al partido respecta, este comenzó con Jeremy abriendo fuego para los albinegros con una gran internada por banda izquierda en el minuto diez y con un Raúl Sánchez que no terminó de rematar la jugada.

No tardó en llegar la respuesta de los logroñeses a balón parado botado por Iñaki y cabeceado por Markel por encima de la puerta de Pastor. Fueron unos primeros minutos de mucha intensidad, ocasiones… y poco acierto, tónica que se mantuvo durante todo el duelo.

En el 26 la falta de acierto volvió a materializarse en una nueva internada por banda, esta vez de Manu Sánchez, que remató Antón sin ver puerta. Lo mismo volvió a pasar en el 31, esta vez con Pablo Hernández como protagonista.

En el 31 Kone dispuso da un mano a mano ante Gonzalo que el ex guardameta del Badajoz, que está protagonizando una extraordinaria temporada desde su llegada, terminó salvando.

No fue la única de Gonzalo. El portero cerró el primer tiempo con un paradón al disparo de Raúl Sánchez en boca de gol, un paradón que dejaba en tablas el resultado en el entretiempo.

Regresó el partido con una UD Logroñés que pareció sacudirse la presión del primer tiempo y estar menos dominada. Sin embargo, las mejores ocasiones volvieron a ser locales.

Cristián lo intentaba una y otra vez. A pesar de ello, fue Koné el que dispuso de la más clara del encuentro en el 70, una ocasión que no entró por centímetros y terminó golpeando en el larguero.

Y no hubo más. Un partido para olvidar y del que reponerse para intentar dar algo más. Y es que desde la llegada hace nueve partidos de Natxo González, los de la UD Logroñés han empatado un partido en copa y han logrado cinco puntos de los 21 en juego. Siete partidos, dos derrotas y cinco empates.

Lo que sea, pero más.

También podría gustarte