Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

La UD Logroñés empata a cero en Lezama

Partido en la cumbre y bonito desplazamiento para la afición de una UD Logroñés que desde hace semanas tenía marcada esta fecha en su calendario de indispensables.

A pesar de que la victoria, por la cantidad de puntos que ya separan a ambas escuadras en la clasificación, no le serviría a los riojanos para asaltar el liderazgo, ganar al líder se sentía casi una obligación en los corazones de la hinchada blanquirroja.

Los primeros minutos del duelo disputado en Lezama sirvieron para que los dos equipos se analizaran y se asentaran en el terreno de juego.

Fue Ibón Sánchez el que dispuso de la primera ocasión del encuentro. La jugada provino de un error defensivo, en un desajuste entre el central y el portero, que dejaron pasar el balón, mientras Sánchez se llegaba como una flecha al área pequeña.

El líder había cedido el balón a unos riojanos que no terminaban de ver puerta con claridad, solo una jugada aislada con Jony como protagonista. El delantero blanquirrojo cabeceó a media altura el esférico pasada la meado hora de juego; pero su remate no encontró puerta.

En los últimos diez minutos de la primera parte los riojanos tiraron de veteranía y lograron varios robos de balón mientras, por su parte, Izeta se sacaba un duro disparo que obligando a Royo a intervenir.

Y sin que mucho más pasara culminó la primera parte con empate a cero en el marcador. Tras el paso por vestuarios, la segunda parte se inició sin control y con ambos equipos buscando puerta en un infructuoso correcalles.

En el 59 Jony recogió un pase de Madrazo en el balcón del área y lo convirtió en un disparo que se fue desviado y que no terminó de ocasionar peligro a la meta defendida por Padilla.

Las ocasiones iban de área a área En el 62 Olabarrieta cruzaba un disparo raso que sorprendió incluso a Royo. Por fortuna, el disparo, aunque lamiendo la base del poste, se marchó fuera. Había sido un importante e inesperado aviso a un equipo que se creía dominador.

En el minuto 71, Iñaki se iba por banda izquierda y ponía un gran balón en el área para que Jony, viniendo desde atrás, lo rematara de cabeza con una plasticidad. El remate se iba fuera.

Y ya cuando el partido se encaminaba a su conclusión, de nuevo Iñaki la ponía desde la izquierda en el centro del área para que Enzo buscara de nuevo puerta. Su disparo se perdió lamiendo la base izquierda del poste espoleando los ánimos de los aficionados riojanos.

Aunque la última ocasión fue para el filial del equipo bilbaino, nada más ocurrió y, tras un alargue de solo dos minutos que fue muy protestada por la afición udelista, concluyó el partido con reparto de puntos.

También podría gustarte