Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Jugando a ganar-(se)nsaciones

Las riojanas vencen en casa al Beti-Onak (22-20) antes de viajar mañana a territorio navarro

Tercera prueba del Grafometal La Rioja

 

La primera en un Palacio de los Deportes que recibía al (de) Beti, con el que tanto has jugado y pelado, y con el que finalmente has ascendido esta campaña: el entusiasmo, también las emociones de lo hasta ahora logrado, así como la sapiencia -por parte de ambos equipos- de ser un rival seguramente directo en la lucha de objetivos, hacía que el carácter amistoso del encuentro -sin perderse en ningún momento- tuviera ese incentivo o plus que, por el bien del espectáculo, nunca debemos de pasar por alto.

Tampoco lo haremos de lo que fue y esperemos pueda repetirse mañana sábado (Villava; 18:00), el comienzo de victorias (22-20) de un equipo riojano que le costó entrar en partido (2-8) pero que poco a poco fue recortando distancias desde el trabajo defensivo y la aportación en portería de las tres guardametas que en orden de aparición fueron: Ariana Medeot, Elena Navarro, y Rebeca García.

Esta mejora se plasmaba en ataque cuando Carla Rivas, una vez más y ya he perdido la cuenta, comandaba las ofensivas sportianas de unas jugadas que dejaban entrever interesantes detalles que -a estas alturas de partido y temporada- eran las locales quienes conseguían manejar con más criterio hasta el punto de primero igualar la contienda, y segundo colocarse por encima de un primer acto que vislumbraba ‘cositas’ a tener en cuenta, pues con un conjunto aún en construcción Edina Demic está cada vez más compenetrada en un puesto -lateral derecho- tan específico como garante de variantes y alternativas que una gran Cristina Viñuela mostró.

De esta forma, equipos al vestuario y el Grafometal por delante en una segunda mitad que situaba a las riojanas con sus máximas -de hasta cuatro goles- rentas que en la parcela defensiva -hablad con Isabel Colías y Damljana Bošnjak ‘Dada’- se traducían en goles y transiciones que desde los puestos de extremo -Lucía Ladrera, Lorena Pérez, Masha, Gema Trujillo- están asegurados, como también lo está -no se negocia- el pundonor y, por supuesto balonmano, de una Taty Lozano que sin descuidar ‘su’ faceta defensiva vemos más suelta en ataque; condiciones -y brazo- no le faltan.

Pasaban el tiempo y eran las navarras quienes intentaban equiparar el duelo. Lo hacían a contrarreloj y con parciales favorables que en ningún caso peligraban un choque que más allá de la -siempre importante- remontada nos dejó unos minutos finales donde sin prisa -tampoco sin pausa- el equipo supo calmar sensaciones, también prestaciones, en beneficio de hacer lo que en ese momento -parece fácil y os aseguro que no lo es tanto- tocaba y el partido demandaba: controlar y asegurar el esférico como si de un partido reñido y oficial se tratara.

Con esto, con aún mucho que mejorar, y con la vuelta -que no se me olvide- de Ainhoa y el regreso de Paula García a Logroño, terminaba un encuentro con ascendentes valoraciones positivas que todos esperamos sigan en aumento y Valenti(n)a, así como  con Lucía Carrascón y la internacional juvenil, Blanca Benitez. ¡VAMOS SPORTING!

 

También podría gustarte