Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

EU Sant Andreu- CD Calahorra, la senda hacia un premio en mitad del camino.

Miércoles de Copa, el partido que algunos catalogan como “el más importante de la historia del club” y que empieza a sonar como los partidos del siglo entre Barça y Real Madrid, que cada año hay dos. Porque el partido más importante de la historia del club ya fue el pasado año frente al Fuenlabrada ¿o tal vez no?

Sin ir muy atrás en el tiempo, una vez este equipo estuvo a escasos minutos de ascender a la división de plata del fútbol español, siendo el equipo riojano existente que más alto ha llegado. En cualquier caso, sea como fuere, si lo más importante que algunos creen que puede escribirse en la historia de un club es a aspirar a compartir un bombo con Barça, Real Madrid, Atleti, Villarreal, Valencia, Betis o Sevilla… apaga y vayámonos cuanto antes porque no hemos entendido nada.

En cualquier caso, sea como fuere, el partido de hoy es un partido muy importante en el que el CD Calahorra se juega mucho, se juega algo más importante que reescribir su nombre en el escalafón deportivo; lo que realmente se juega es la ilusión de una afición, una grada y una ciudad con unos colores y un premio a ellos por estar siempre ahí. A esa afición y también a unos jugadores que en cada partido se dejan el alma y sus últimas fuerzas por corresponder a esos incondicionales que se dejan su voz y su dinero en llevar a este equipo en volandas en cada partido. Pero sólo es eso, un premio en mitad de un camino.

Esta afición y estos jugadores merecen ese premio y todos debemos y vamos a empujar porque lo alcancen. Porque se merecen soñar junto a los grandes para después regresar a lo importante, a lo esencial que Miguel Sola nos recuerda cada vez que es preguntado por ello “nuestro objetivo y competición es la liga”. Ciertamente, eso otorga menos portadas y da para menos fotos; pero es lo que hace grande a un club y lo que realmente marca su historia.

También podría gustarte