Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El Servicio Riojano de Salud incorpora el Código Trauma

Código Trauma, cuya finalidad es responder mejor y más rápido a emergencias sanitarias tiempo dependiente, se une a los códigos Ictus e Infarto y, en la actualidad, profesionales del San Pedro preparan el Código Sepsis

El Servicio Riojano de Salud ha puesto en marcha el Código Trauma, para dar la mejor y más rápida respuesta al paciente traumatizado grave, reduciendo la mortalidad y las secuelas derivadas en un traumatismo. En la implementación de este código de activación ha colaborado una veintena de profesionales de diferentes ámbitos asistenciales del SERIS, personal médico y de enfermería de los servicios de Urgencias, 061, Traumatología, UMI, Cirugía General, Cirugía Torácica y Cirugía Vascular, Radiodiagnóstico, Medicina de Familia, Urología y Anestesia.

El tratamiento de los pacientes con patología traumática, que es tiempo dependiente, requiere una evaluación rápida de las lesiones y el establecimiento de medidas terapéuticas precoces en el lugar del accidente, actuación que debe tener continuidad a lo largo del proceso asistencial con una perfecta coordinación entre la asistencia prehospitalaria y la hospitalaria. Una coordinación que debe estar reflejada en un documento, Código Trauma, similar a otros códigos de patologías tiempo dependientes.

La puesta en marcha de este código permite que el Hospital San Pedro esté avisado de la llegada del paciente politraumatizado mediante el envío de SMN a los “busca”. El protocolo marca que el líder de la atención active el protocolo Código Trauma intrahospitalario (que puede incluir la activación de otros especialistas) y que el equipo de profesionales incluidos en este código esté esperando al paciente para atenderlo. La activación se lleva a cabo por sospecha de trauma grave desde el centro coordinador, en función de criterios fisiológicos, anatómicos o por mecanismo lesional y se prevé su activación en casi un centenar de emergencias cada año.

Cadena asistencial para responder a atenciones críticas

Se crea el concepto de la cadena asistencial, a modo de secuencia coordinada de actuaciones, entendida como un proceso de atención urgente ya desde la aparición de los primeros síntomas por parte de los servicios de urgencias extrahospitalarias y médicos de atención Primaria, pasando por los servicios de urgencias hospitalarias, hasta llegar a la atención del paciente por parte de especialistas en la enfermedad.

Las atenciones sanitarias tiempo dependientes, en las que el retraso diagnóstico o terapéutico influye negativamente en la evolución y el pronóstico del proceso, son consideradas críticas en las emergencias, ya que su morbimortalidad está directamente relacionada con la demora en iniciar el tratamiento.

La creación de sistemas de coordinación entre niveles asistenciales de diferente complejidad ha posibilitado la implantación y, finalmente, la consolidación de unos procedimientos consensuados entre todos los profesionales sanitarios implicados en el proceso asistencial que, de forma espontánea y genérica, se han definido como códigos de activación (CA). Con los códigos se busca trabajar en equipo, de forma coordinada, basado en protocolos científicos reconocidos por los implicados en la asistencia y la comunidad científica y evitar duplicidad de acciones y retrasos innecesarios en las actuaciones con el paciente

Hasta la fecha, en el Hospital Universitario San Pedro se activan otros códigos: Ictus e Infarto; el primero, se activó en 180 ocasiones en el año 2023, y del Código Infarto, en 120 casos. En la actualidad, profesionales del SERIS preparan el Código Sepsis, que culminaría la activación de secuencias coordinadas de actuaciones a patologías tiempo dependientes.

También podría gustarte