Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El SERIS renovará el sistema de videovigilancia en el Hospital Universitario San Pedro

El año pasado se notificaron 106 incidentes que afectaron a un total de 136 trabajadores sanitarios

La consejera de Salud y Políticas Sociales, María Martin, acompañada por el gerente del SERIS, Jesús Álvarez, y de la directora de Recursos Humanos, Begoña Lema, ha mantenido una reunión con responsables de los colegios profesionales y de la Policía Nacional y Guardia Civil (sus interlocutores sanitarios), que forman parte del Observatorio Riojano para la Prevención de Agresiones a los Profesionales Sanitarios, con motivo del Día Europeo contra las Agresiones a los profesionales en el ámbito sanitario.

La consejera de Salud se ha mostrado inflexible con los comportamientos violentos hacia los profesionales en el ámbito sanitario “son el principal activo del Sistema de Salud (SNS) y, a pesar de ello, son un colectivo que se ve afectado por agresiones de diferente índole en el ejercicio de su actividad profesional. Situaciones violentas que les ponen en riesgo y pueden provocar efectos nocivos tanto en la seguridad y en la salud de la persona afectada como en el sistema sanitario en su conjunto. Es inadmisible y mostramos tolerancia cero frente a esos comportamientos”

Por ello se desarrollan e implantan medidas preventivas y, de manera simultánea, se proporciona a los profesionales en el ámbito sanitario protección frente a este tipo de violencia en su lugar de trabajo. En este sentido, como principal novedad, el SERIS invertirá desde este año, y durante cinco anualidades, alrededor de dos millones de euros en la renovación del sistema de videovigilancia y control de accesos en el Hospital Universitario San Pedro, modernizando las instalaciones y todos los sistemas de seguridad, con controles específicos en zonas de especial protección. Aunque, según ha indicado María Martín “la mejor medida preventiva es la educación, recuperar los valores sociales de respeto a todos los niveles”.

El Servicio Riojano de Salud dispone de un Plan de Prevención y Atención al Profesional Víctima de Agresiones en el Desempeño de sus Funciones y además coordina el Observatorio Riojano para la Prevención de Agresiones a los Profesionales Sanitarios, constituido en marzo de 2011 para la prevención de agresiones a los profesionales del sistema sanitario público de La Rioja.

Participan en el mismo, además de profesionales del SERIS y de Fundación Rioja Salud, representantes de los Colegios Oficiales de médicos y enfermería y los Interlocutores Policiales de Guardia Civil y Policía Nacional en La Rioja. Desde el Observatorio se coordinan las acciones relativas a esta materia debido a la tendencia ascendente de conflictividad social que se constata desde la pandemia en todo el país. El Observatorio se reunió el día 27 de noviembre 2023.

Indicadores
En La Rioja, el año pasado se notificaron 25 incidentes violentos más que en 2022, 106, que han afectado a un total de 136 trabajadores sanitarios. Del total de incidentes, 20 fueron originados por pacientes de salud mental y afectaron a 25 trabajadores.

De los 106 incidentes registrados el año pasado, en un 19% de los casos fue un incidente con violencia física y en el 66,9% de los casos se registró en centros atención Hospitalaria. Personal enfermero (36%), personal médico (33%), TCAEs (23%) son los colectivos que en los que recae el mayor número de incidentes. Les siguen, de lejos, celadores (4%) y personal administrativo (3%).

Los incidentes violentos notificados representan una incidencia media de 25,63 trabajadores agredidos por mil, siendo los profesionales de Atención Primaria los más afectados, nuestra incidencia relativa en este nivel asistencial es de 36,7 agresiones notificadas por mil trabajadores, algo inferior a la nacional que es de 44,52 por mil en este nivel asistencial.

En cuanto a la edad, sexo y categoría profesional de los afectados, los datos del SERIS son similares a los nacionales salvo en la afectación a personal administrativo que en nuestro caso es muy inferior al nacional y también hay menos incidencia en el grupo de trabajadores mayores de 55 años.

Acciones y formación
El Plan de Prevención de Agresiones se aprobó en 2008 y tiene un enfoque eminentemente preventivo contemplando medidas estructurales y organizativas que se han ido implantando en estos años, como la instalación en todos los ordenadores de una aplicación de alerta ante agresiones (se trata de un sistema de aviso para poder solicitar ayuda de forma inmediata ante situaciones de riesgo y posibles agresiones pulsando un icono con forma de flotador en el escritorio del ordenador), la elaboración de protocolos de actuación ante situaciones conflictivas y sobre todo actividades de formación que se llevan a cabo todos los años para reforzar las habilidades de los profesionales en la comunicación con los pacientes, en el manejo de situaciones difíciles, etc. El año pasado se realizaron doce actividades formativas de este tipo, a las que han asistido 305 trabajadores.

Con el objetivo de prevenir y ayudar a los profesionales ante estas situaciones se ha ido incrementando la presencia de vigilancia de seguridad propia en aquellos centros o servicios donde se detecta mayor conflictividad. Es de destacar, por otro lado, la excelente colaboración por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, que responden de forma inmediata a todas las demandas de apoyo que se les hace desde los centros sanitarios, insistiendo ellos mismos en la importancia de contar con su presencia con carácter disuasorio, cuando se prevean situaciones potencialmente conflictivas para evitar las agresiones.

Cuando ocurre el incidente, el trabajador debe poner en marcha el protocolo de actuación ante una agresión que empieza por pedir ayuda inmediata a compañeros, personal de seguridad u otros pacientes, si el caso lo requiere. La notificación del incidente se remite al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales que se pone en contacto con el trabajador ofertándole apoyo psicológico y jurídico, si se requiere, para valorar la tramitación de demanda judicial u otras medidas. Se analizan los hechos y se valora la necesidad de aplicar otras medidas como la remisión de carta de reprobación al agresor por su conducta inadecuada.

En este sentido es importante señalar que la propia Ley de Salud de La Rioja, Ley 2/2002 de 17 de abril, cuyo objeto es garantizar en nuestra Comunidad Autónoma el derecho a la protección de la salud reconocido en la Constitución, recoge en su Título II los Derechos y los Deberes de los ciudadanos en relación con la salud y la atención sanitaria, y en concreto, en su artículo 20, establece el deber de los usuarios del sistema sanitario de respetar las normas y a los profesionales de los centros asistenciales.

La agresión a un profesional sanitario está tipificada como delito en el actual Código Penal que reconoce al profesional sanitario como autoridad pública.

En la reunión de noviembre del Observatorio, los integrantes manifestaron que se está constatando una pérdida de autoridad y que, probablemente, la pandemia ha contribuido negativamente en este aspecto.

También podría gustarte