Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El PP denuncia que el centro de acogida animal de Calahorra podría estar usándose como perrera ilegal de toda La Rioja

Desde el PP se preguntan el porqué de este trato de favor hacia esta asociación en detrimento de asociaciones calagurritanas.

El PP denuncia que el centro de acogida animal de Calahorra podría estar usándose de manera ilegal. Según los populares, APARIOJA, asociación encargada de la gestión de este centro, podría estar utilizando el centro de Calahorra como perra ilegal de La Rioja sin inspección ni control.

Desde el Partido Popular afirman haber atendiendo continuas quejas de ciudadanos, asociaciones y personas relacionadas con la gestión municipal que denuncian el inadecuado trato al que se está sometiendo a los animales recogidos en Calahorra.

Estas recogidas se llevan a cabo por parte de una protectora que desde el PP denuncian que fue “elegida por el dedo de la alcaldesa de la ciudad, Elisa Garrido, en agradecimiento por apoyo de la equivocada Ley de Protección Animal de La Rioja”.

Los del PP han exigido a la alcaldesa de la ciudad la inmediata resolución del convenio con APARIOJA por incumplimiento de la mayoría de los puntos recogidos en el convenio, especialmente en lo referente las atenciones y cuidados de los animales.

Según afirman desde el PP de Calahorra, el centro de acogida temporal de animales de Calahorra se está convirtiendo en una perrera ilegal a la que llegan animales de todos los puntos de La Rioja y en los que estos permanecen más tiempo del legalmente establecido.

Los populares denuncian que tampoco existe una inspección y control por parte del Ayuntamiento ni del Gobierno de La Rioja, que también tiene competencias en este convenio, y que tampoco se cumple con el paseo diario que se exige en las condiciones, como esgrime el convenio, haciendo a su vez una dejación de funciones.

Además, nada se sabe de la web de adopción que se comprometió a realizar la concejal de medioambiente del consistorio calagurritano.

El relato de los populares

Para explicar bien el entramado nos tenemos que remontar al año 2019.

En la Junta de gobierno local del 4 de febrero de 2019, formada por el equipo de gobierno del Partido Popular, en su octavo punto se aprobaba la memoria valorada de las obras para el Centro de Acogida Temporal de Animales de Calahorra, CATAC, cuyo presupuesto era de 39.966,54 euros para ejecutar la obra en un plazo de 3 meses; la memoria planteaba la realización cinco boxes (4 de ellos para perros y uno para gatos) para el alojamiento temporal de perros, gatos u otros animales domésticos, con una puerta individual para cada uno ellos y con una zona cubierta.

Así, como recogía el proyecto aprobado por el Equipo de Gobierno Popular, la instalación dispone de redes de abastecimiento de agua, saneamiento y electricidad, así como de una zona común para el esparcimiento de los perros; también cuenta con un pequeño almacén cubierto para almacenar la comida de los animales, tal y como marca la citada ley.

Nada más llegar al poder, los socialistas retrasan varios proyectos heredados por el PP con el único objeto de apropiarse del trabajo del anterior equipo de gobierno, entre ellos el CATAC -por no mencionar las calles Velázquez, Eras, Numancia, Arrabal, Curruca, entre otros-.

En junio de 2020, después de mantener cerrada a cal y canto la Casa Consistorial con la excusa de la pandemia, mientras otros ayuntamientos trabajaban sin descanso, el día 29 se celebraba el primer pleno después de 4 meses sin actividad municipal de ningún tipo. En él, los puntos 11 y 12 recogían la prestación del servicio y el reglamento de funcionamiento del CATAC para su aprobación, después de más de un año de la finalización de las obras.

En aquel pleno denunciamos las prisas, los errores, la falta de comunicación con la protectora Red Ayuda Animal, la falta de transparencia y la absoluta chapuza del reglamento en el que, supuestamente llevaban un año trabajando. Porque hay que recordar que, mientras tanto, el servicio de recogida de animales se prestaba de manera altruista por la Asociación Calagurritana Red Ayuda Animal, a través de cuotas, ayudas y donativos anónimos de la población Calagurritana.

Esta asociación fue reiteradamente maltratada por la alcaldesa y su concejala, sin querer reunirse con ellos, culminando en la eliminación, sin previo aviso y de forma unilateral, de un servicio gratuito que se llevaba prestando perfecta y gratuitamente durante los últimos seis años.

La Ley de Protección Animal impulsada por el diputado socialista Jesús María García, y concejal de urbanismo durante apenas 4 meses, fue aprobada en el parlamento de La Rioja por el PSOE de la mano de APA. Cincuenta senadores del PP la denunciaron ante los tribunales por considerarla inconstitucional y atentar contra derechos fundamentales de los ciudadanos, como por ejemplo la obligatoriedad de castrar a sus animales, solo por imposición del capricho socialista, y con más de 25.000 firmas de apoyo de riojanos que también estaban en contra. Ley que obliga a tener un centro acogida temporal para poblaciones mayores de 10.000 habitantes, no de una supuesta perrera ilegal para uso y disfrute de una asociación afín con todos los gastos pagados por los calagurritanos.

En el 2019 se recogieron más de 120 animales por parte de la policía y de la protectora Red Ayuda Animal. Y ya advertimos de que los cálculos que hacía el equipo de gobierno socialista no eran reales y se podía saturar el centro, con unas condiciones sospechosamente pactadas con APA previamente.

A día de hoy este centro está gestionado por una asociación protectora de animales, APARIOJA que en febrero de 2021 firmaba con la alcaldesa de la ciudad, un convenio por 3 meses renovables hasta el año, para la recogida de animales, asumiendo el Ayuntamiento todos los gastos derivados del servicio; un servicio que no se está cumpliendo y que antes nos salía gratis.

Esta entidad está muy relacionada con el presidente del Parlamento que fue quien, junto a dicha asociación, puso en marcha la mal llamada y polémica “Ley de Protección Animal de La Rioja”. Una Ley que en lugar de proteger ocasiona sufrimiento a los animales, compartiendo celda, con unas condiciones higiénicas muy mejorables y más animales de los que permite la capacidad del centro actualmente entre otros incumplimientos.

En dicho centro se está observando como aparecen animales de otras localidades de La Rioja, incluso de La Rioja alta, vulnerando el objeto del centro y convirtiéndose en una presunta perrera ilegal, donde la gran mayoría de animales lleva más de 15 días de estancia, en lugar de los de 7 días que como máximo permite el reglamento.

Tampoco se está cumpliendo con la puesta en marcha de la web de adopción y tampoco existe una inspección y control por parte del Ayuntamiento, ni siquiera cumple con el paseo diario que se exige en las condiciones, como esgrime el convenio en su apartado 4, haciendo a su vez una dejación de funciones. Lo mismo que el Gobierno de La Rioja que también tiene competencias en este convenio.

A la puesta en marcha la web de adopción se comprometió la concejal de Medioambiente Rebeca Sáenz, que a su vez es jefa de gabinete del presidente calagurritano del Parlamento de La Rioja Jesús María García. Sí, parece una trama cinematográfica al más puro estilo El Padrino de Scorsese.

Nos preguntamos el porqué de este trato de favor hacia esta asociación en detrimento de asociaciones calagurritanas.

También podría gustarte