Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El Museo Vivanco acoge una obra del Museo del Prado

El Museo Vivanco de la Cultura del Vino ha sido elegido entre los 18 espacios en los que se expondrán obras del Museo del Prado.

El Museo Vivanco de la Cultura del Vino (Briones, La Rioja) acoge, de forma inédita, una obra del Museo del Prado. El reconocido como mejor museo del mundo de cultura del vino ha sido elegido como uno de los 18 espacios en los que se llevará a cabo el proyecto “El arte que conecta”, una iniciativa del Museo del Prado y de Telefónica (con motivo de la celebración de su centenario) para acercar las colecciones del Prado a toda la geografía española.

Gracias a este proyecto, museos como el de Vivanco expondrán, de forma temporal, algunas de las obras maestras de la pintura que forman parte de la memoria y el patrimonio común de los españoles como son obras de Velázquez, Goya, Rubens o Murillo, entre otros, invitando a los ciudadanos de las diferentes localizaciones a contemplarlos y convirtiéndose así en un generador de actividad cultural local.

En este caso, el Museo Vivanco de la Cultura del Vino acogerá la obra Ofrenda a Baco, del pintor Michel-Ange Houasse, perteneciente a las colecciones del Museo del Prado, estará expuesta en la sala 4 ‘Vino. Arte y Símbolo’ desde el 15 de abril al 12 de mayo de 2024. ‘Ofrenda a Baco’ formará parte de una sala en la que se pueden visitar 80 piezas que han sido expuestas recientemente de forma inédita y que forman parte de la amplia colección familiar que llevan consolidando desde hace 20 años.

El Museo Vivanco de la Cultura del Vino, consolidado propulsor de arte, no solo acoge piezas de gran valor y origen internacional, sino que también cuenta con una larga trayectoria en la exportación, siendo sus últimos proyectos la serie de exposiciones en el CCR (Centro de la Cultura del Rioja) y la creación de un plan de Museo Itinerante que acaba de poner en marcha con motivo de su 20 aniversario y para el que próximamente presentará su agenda de exposiciones.

Santiago Vivanco, director de la Fundación Vivanco, explica: “Nos hace especial ilusión acoger de forma inédita una obra tan relevante como ésta. Llevamos dos décadas impulsando la cultura en torno al vino, siendo asesores y exportadores de arte a nivel internacional. Por ello, tener la oportunidad de colaborar con el Museo del Prado y Teléfonica para este proyecto es algo que nos ilusiona y entusiasma y estamos seguros de que nuestros visitantes disfrutarán”.

Por su lado, Víctor Cageao, Coordinador General de Conservación del Museo del Prado, afirma: “Es una iniciativa de gestión compleja que, gracias al apoyo de Telefónica, refrenda el carácter nacional y transterritorial del Museo del Prado fomentando los vínculos con otras instituciones”.

Así mismo, Manuel Ángel Alonso, director de Telefónica en el Territorio Norte, declara: “Es un placer compartir con el Museo Vivanco de la Cultura del Vino la celebración de este año tan especial en el que Telefónica celebra su Centenario y, para esto, en primer lugar, tenemos que agradecer al Museo del Prado la oportunidad de traer a Briones esta singular obra de su magnífico legado pictórico. En estos cien años hemos alcanzado muchos hitos, pero nos sentimos especialmente orgullosos de haber contribuido a digitalizar la sociedad riojana con unas infraestructuras de telecomunicaciones avanzadas y sólidas, una red por la que conectamos a las personas y a las empresas siempre mirando hacia el futuro de esta tierra”.

Ofrenda a Baco 1720

Óleo sobre lienzo, 125 x 180 cm

Se trata de una escena de carácter pagano, en la que se representa la ofrenda que los bacantes, o seguidores de Baco, hacían a su dios. En el centro un sacerdote ofrece el sacrificio sobre un altar, ante la estatua de la divinidad coronada de hojas de vid. Alrededor, los asistentes a la fiesta beben o se muestran absolutamente ebrios y dormidos merced al efecto del vino. Esta escena mitológica demuestra la influencia que la tradición pictórica del Barroco tuvo en Houasse, recordando a ciertas escenas de Rubens, filtradas a través de autores como Antoine Coypel. Pero también se advierten ecos de la pintura de Tiziano, especialmente en la figura femenina dormida en el lateral derecho.

Especialista en este tipo de imágenes mitológicas, Houasse incorporó a sus obras un cierto aspecto galante combinado con los principios academicistas. El tratamiento individualizado de cada grupo o figura, aunque merma el sentido unitario de la escena, hace que ésta gane en riqueza de detalles.

Forma pareja con el cuadro Bacanal. Ambas pinturas se encontraban en 1746 en la colección de la reina Isabel Farnesio en el Palacio de La Granja.

También podría gustarte