Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El CD Calahorra se lleva sorprendentemente los tres puntos del Helmántico con el tiempo cumplido.

Con una alineación inédita saltaba al Helmántico el CD Calahorra.

Con Parla como capitan. Gorka Alegria sería el portero de la tarde y Sergio Benito el extremo. Y Ubis… aysss, Edu Ubis… Edu Ubis el delantero centro del equipo contrario.


La primera ocasión clara del encuentro fue para Hugo Díaz. Con el portero batido y con la defensa sin opción de reacción, el balón se paseaba por la línea de gol. Primer aviso ¡y qué aviso!

Había rematado Ángel, también Borja, hasta que en el minuto 20 Aldo One dispuso de una clarísima ocasión aunque, en el momento de rematar de cabeza, Echaide le sacó el balón al jugador camerunés. El rechace le cayó a Hugo Díaz pero su disparo se escapó muy desviado.

Dominaba el Salamanca UDS. La más peligrosa del CD Calahorra hasta el minuto 34 fue un despeje de Javi Carpio que se fue a puerta pero que no sorprendió a un atento y bien colocado Sotrés.

También en ese mismo minuto llegaba la de Carralero cayendo en el área rival; pero esta vez el árbitro no indicó nada a pesar de las protestas del jugador rojillo.

Por contra, dos minutos más tarde, llegó también la caída de un delantero local en el área. Gorka Alegría se lo llevó por delante pero Hugo Díaz pudo ayudarse del brazo al llevarse el balón. Así lo reclamaron los jugadores del CD Calahorra. Pero el trencilla tan sólo vio el penalti.

No tiró Ubis el penalti como venía siendo habitual. Fue Hugo Díaz. Gorka Alegria adivinó la dirección y pudo volver a detener el penalti, como la pasada semana, que Díaz ajustó tanto como para colocar en la base del poste. Rebate a rebote, el balón cruzó la línea de gol estableciendo el 1-0.

Sí tiró Ubis después con el balón en juego y desde lejos. Y sí la detuvo Gorka Alegría.

Nada había hecho el CD Calahorra durante 44 minutos; pero llegó al área en el 44 y medio. Lo hacía por mediación de Sito que intentó colar un balón al área que despejó Borja López y cuyo rechace recogió Parla. Parla, este sí, la puso en el área para Sergio Benito quien se revolvió y a la media media vuelta la colocó con potencia en la base del poste de la portería defendida por Sotrés. Golazo incontestable del calagurritano en su primera titularidad.

Con el 1-1 se llegó al descanso.

Sin cambios se inició la segunda parte con Ángel Sánchez cayendo en el área en el 49 a los pies de Echaide; pero esta vez al árbitro no indicó nada.

Seguía el dominio del Salamanca UDS; pero sin llegadas realmente destacables.

Por contra, en un saque de esquina, el esférico quedó muerto a los pies de Carralero quien a punto estuvo de batir a Sotrés.

Respondió en el 69 el equipo salmantino al cabecear Borja un córner que se estrelló en el palo. De tijera lo intentó Ubis que, molestado por Molina, no logró dar la dirección necesaria a la pelota.

Percuitía el Salamanca continuamente sobre la meta rojilla sin terminar de perforar la meta riojana. Acoso, derribo y falta de acierto.

En el 77 Molina desaprovechó el centro tras una gran jugada de Ángel por banda derecha.

En el 90 Aldo One prolongó una falta al interior del área pero un balón muerto en al área

Con el tiempo cumplido, la velocidad Fe Jorge Fernández lo llevaba a internarse solo en el área y, cuando estaba a punto de superar al portero, Dani Sotrés derribó al rojillo. Carpio se enfundó el jersey de portero y se colocó debajo de los palos. Falta peligrosísima para el CD Calahorra. El propio Jorge Fernández se colocaba frente al balón aunque, finalmente, fue la magia de Adrien Goñi la que la elevó sobre la barrera y la colocó pegada al palo. Difícil para cualquier portero, imposible para quien no lo es. Gol del CD Calahorra que ponía el 1-2.

Aún tuvo una más el Salamanca UDS en un córner más jaleado que peligroso tras el que el árbitro señaló el final.

Victoria de los riojanos en un dificilísimo campo y frente a un grandísimo rival que mantiene a los de Sola en la zona media alta de la tabla.

También podría gustarte