Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El CD Calahorra remonta y se lleva el derbi ante la SD Logroñés

El partido quedó muy condicionado por la expulsión de El Haddadi

Derbi mañanero en “La Planilla” que se vestía de gala. Con un “26.500 Calahorra” recibía la Crianza Rojilla a los suyos desde una poblada grada gracias, en buena parte, a  la iniciativa de volver a acercar a los niños al campo.
En el lado contrario, en la grada portátil, se volvía a ubicar el equipo visitante que este fin de semana había tenido que recorrer menos kilómetros y eso se notaba. Rugía este fondo y se veía más poblado que en los últimos partidos. De hecho, 1.480 personas presenciaron en el campo este duelo.
Corría el minuto 9 de partido. Córdoba cabalgaba la banda, ganaba la línea de fondo y la ponía en el área para empujar. Por allí entraba Calderón y no perdonó. Era gol, el primero y prácticamente con él se abría el derbi.
Lo que había pasado antes  poco importaba ya. Los dos disparos previos de Jesús Álvarez, que habían  incomodado sin fortuna a Vidal, poco servían ya porque los “casis” o los “uy” no puntúan. Los partidos no se ganan a los golpes, sino a los aciertos.
Volvía a la carga el CD Calahorra y en el minuto 25 era Tarsi el que aprovechaba una asistencia de cabeza en el área de un compañero  y buscaba puerta. Una gran intervención de Vidal evitó el gol.

Los uy recorrían de lado a lado el área de la SD Logroñés. Madrazo botaba un córner que, tras pasar por una maraña de jugadores, llegaba a puerta pegadita al palo obligando a intervenir a Vidal. Poco después, desde la otra esquina, volvía a colocarla, ahora por alto, Madrazo y a cabecearla

Mario Gómez generando una nueva y peligrosa ocasión de gol.
Con 0-1 se llegó al descanso. Al final de los primeros cuarenta y cinco minutos, el CD Calahorra ganaba a os “uy” y  la SD Logroñés a los goles. El fútbol es así.
A la vuelta de vestuarios, un cambio en los locales. Se iba Sarriegui y entraba Albert Torras. Volvía a la carga el CD Calahorra. En un saque de esquina, Titi cabeceaba el esférico y volvía a poner el “uy” en la grada.
Pero cuando realmente cambió el partido fue a los ocho de su reanudación con la expulsión de uno de sus efectivos. Ánder El Haddadi hacía, ante sus antiguos compañeros, una falta incomprensible agarrando en ataque a un jugador local de la camiseta, posiblemente olvidándose de que ya tenía una tarjeta. Roja y la SD Logroñés se quedaba con diez a 37 minutos de la conclusión.
Asediaban los rojillos y de “uy” a “uy” pasaban los minutos sobre el área defendida por Vidal. Soto, que había entrado en el 58, buscó puerta, pero su disparo se marchó fuera.
Aunque Caneda también llevó por unos instantes el “uy” a la portería de Iricibar, a la SD Logroñés le sobraban los minutos y al CD Calahorra le faltaban. Los logroñeses paraban el balón, los de Calahorra lo movían, en algunos momentos, incluso de forma desesperada. Se llegó así al 80.
Avisaba Albert Torras tras, ahora sí, una buena jugada. Barace la ponía en la frontal y Tarsi se la cedía a Albert Torras para que este buscara puerta aunque su balón no terminó de verla.
Y después, en el 83, de banda a banda nacía la jugada que hacía olvidar la cuenta de los “uy” que se llevaban. Cambio de banda, la recogía en la izquierda Barace y la ponía en el borde del área desde donde Arias se sacaba un fuerte disparo. Lo paró Vidal, pero Tarsi no desaprovechó el rechace y acertó para poner el empate. GOOOOOOL, ahora sí, gritaba La Planilla en el 83. Era el  1-1, empate a aciertos.
Y ya, en el tiempo de descanso, golpeó con contundencia el equipo rojillo. David Soto se iba por banda, se la dejaba a Torras en el área para que la pusiera atrás después de  ganar la línea de fondo y Álex Arias no desperdiciara el caramelo para poner al CD Calahorra por delante en el marcador. 2-1 y ahora los minutos le faltaban a los de Logroño y los buscaban sin fortuna.
Quedaban poco más de dos minutos aunque para poco sirvieron ya. El CD Calahorra se llevó justamente un partido, muy condicionado por la expulsión de El Haddadi, que logró remontar en la segunda parte.
También podría gustarte