Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El CD Calahorra logra un disputado punto en Zaragoza

Tudelilla Cerveza

El CD Calahorra comienza el año sumando un punto en Zaragoza. Un buen punto, por lo inesperado, en un partido rocoso, intenso y en el que mostraron una gran actitud y desempeño, pero un punto tan solo, para alcanzar los 18 en la jornada 17 de la liga.

El equipo rojillo viajaba hasta Zaragoza para enfrentarse al filial de Real Zaragoza en el primer partido del año, un compromiso nada fácil para los de Pouso que están muy necesitados de pasar página y dejar atrás el aciago año de su centenario.

La diferencia en las posiciones que ambos equipos ocupan en la clasificación, hacía presagiar un envite de claro dominio aragonés, nada igualado como finalmente ha acabado siendo.

La primera acción de peligro del partido fue local. La protagonizó Mañas en el minuto 6, finalizando en el área con un peligroso y dentro de área disparo una internada de los maños por banda izquierda.

Dominaba el partido el Deportivo Aragón, aunque nada pasaba más allá de los minutos. De esta manera se alcanzó el ecuador del partido, con un equipo maño dominador y un CD Calahorra recomponiéndose por minutos.

Y tanto se recompusieron los rojillos que en el minuto 26 estuvieron a punto de dar la campanada y adelantarse en el marcador con una buena llegada y su posterior saque de esquina que no terminaron de convertir.

Esto espoleó a los de Pouso que empezaron a creer seriamente en sus posibilidades. Los del CD Calahorra, poco a poco, se fueron haciendo claramente con las riendas del partido, aunque sin terminar de ocasionar jugadas de peligro, más allá de una falta botada por Ekiza que terminó en las manos de Calavia.

En medio del dominio calagurritano reapareció Mañas para estrellar en el 36 un balón en el palo y cambiar las dinámicas del duelo. Esta ocasión hizo que ambos equipos le metieran una marcha más al partido y convirtieran los últimos diez minutos del primer tiempo en un correcalles, con espacios, intensidad pero también imprecisiones por ambas partes.

En medio de esos desajustes, el balón acabó muerto en el área pequeña, frente a Gonzi, con varios jugadores locales alrededor, aunque sin terminar de rematar claramente un esférico que terminó perdiéndose por encima de la meta.

Aún tuvieron los rojillos una ocasión más en el minuto 46, la más peligrosa de los de Pouso, que obligó al meta local a emplearse a fondo para llevar el empate a vestuarios, pero que metía el miedo en el cuerpo a los de Larraz.

La segunda parte comenzó como había terminado la primera; muy bonito y vivo con ambos equipos buscando puerta, con mucha intensidad y verticalidad aunque sin y terminar de finalizar las llegadas, a excepción de una buena ocasión en el 53 de un siempre comprometido Ekiza que detuvo el portero.

No tardó Larra de mover el partido introduciendo nuevas variantes al juego desde su banquillo en el 63 y poco después hizo lo propio Pousó con el suyo.

Siguieron repitiéndose las ocasiones aunque no terminaban de fructificar. Para los riojanos, Jorge Domínguez con un disparo dentro del área que ha tenido que sacar un defensa con el portero batido y Raúl Rubio, como un estilete que rompía la defensa con sus llegadas; para los maños, un incansable Mañas.

Y con intensidad y buena actitud, los calagurritanos sacaron un punto mientras veían cómo se les escapaban otros dos que tal vez en algunos instantes merecieron, pero que au falta de puntería de cara a puerta les volvió a arrebatar.

Un buen punto y buena imagen compitiendo cara a cara con un equipo superior de la zona alta de la tabla. Pero tan solo un punto que deja al CD Calahorra undécimo a falta de que acabe la última jornada de la primera vuelta. Un punto que será el tiempo y el trascurso de la competición el que acabe diciendo si fue bueno o simplemente insuficiente.

También podría gustarte