Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El CD Calahorra consuma su tercera derrota consecutiva justo antes de enfrentarse en copa al Sant Andreu.

Cuando el bombo deparó este enfrentamiento de Copa del Rey, el CD Calahorra se encontraba en los primeros puestos de la clasificación y no conocía la derrota, ni en Liga; ni, obviamente, tampoco en copa.

Después llegó Oviedo y el partido ante la UD Logroñés en los que la racha se mantuvo. Y después… fue en ese momento en el que se provocó un punto de inflexión. A partir de ese momento, los rojillos dejaron de conocer la victoria mientras los logroñeses pasaron a ganarlo todo, aunque fuera sin convencer.

Hoy los de Miguel Sola viajaban a Las Arenas. Posiblemente, algunos pensaran en el de hoy cómo un partido de tránsito y estuvieran más preocupados por viajar, fotografiarse y «excursionarse» por Barcelona… porque algunos en este equipo son más de imagen que del Calahorra. Pero seguro que, a pesar de las presiones que desde fuera hayan querido trasmitir a la plantilla, Miguel Sola sabía y conocía que el partido de hoy era más importante que el del miércoles porque hasta el partido del miércoles pasa por hoy.

El CD Calahorra comenzó el partido con algunos cambios en su once inicial. Volvían al once titular jugadores de la raza e importancia de Raúl Almagro, Xabi Barace o Gonzalo que, aunque no están teniendo demasiada continuidad en este inicio de temporada, son incuestionablemente vitales en este equipo.

A los pocos minutos de iniciarse el encuentro, Gabri Ortega aprovechaba un error defensivo para hacerse con el balón e introducirlo dentro de la portería local. A partir de ese momento, el Arenas dominó el encuentro.

El CD Calahorra pareció acomodarse tras el gol que le adelantaba en el marcador y dio la impresión de querer dejar que pasara el tiempo, primero porque ganaba y después porque no parecía ver con malos ojos un empate o no con tan malos ojos como lo vio un Arenas Club que pareció en todo momento más empeñado en no dejar salir ningún punto de Gobela.

Por banda izquierda entró el Arenas para hacer los dos goles. El primero, sin cumplirse la media hora de juego, con un disparo de Etxaniz que recogió con muchísimo espacio un pase puesto en el centro del área pequeña.

A pesar de todo, todo pudo cambiar cuando Rodrigo, que podía resarcirse al no estar Sergio Parla en el campo de lanzar el penalti que quiso y no pudo lanzar ante el Mirandés la pasada semana, tiró la pena máxima que había provocado un centro suyo. Sin embargo las cosas del fútbol son así: engañó al portero que se lanzó al lado contrario; pero no logró que el balón fuera entre los tres palos. De marcar, hubiera vuelto a adelantar al Calahorra en el 59, con más de media hora por jugar todavía.

Sin embargo, por banda izquierda de nuevo, llegó el segundo, tras una gran diagonal desde la defensa que termina en los pies de Gayoso en banda izquierda, quien pone un centro tenso al área que remata en el segundo palo Aitor Ramos dando la victoria a los locales a cinco minutos del final.

Ahora, a pensar en el miércoles sin quitar la mirada del domingo porque, sí no, la resaca copera podría terminar siendo realmente mala.

Ficha técnica
ARENAS, 2
Txemi, Jordan, Gayoso, Alberto, Gonzalo, Azkue, Aitor Ramos, Uche (Dani López, min. 60), Etxaniz (Lozano, min. 88), Ian Uranga y Urkiza (Zamorano, min. 78).

CALAHORRA, 1
Gonzalo, Álvaro González, Duro, Javi Martínez, Christian Fernández, Almagro, Rodrigo Sanz (Auzmendi, min. 60), Barace (Cárdenas, min. 46), Obeng, Gabri Ortega y Barcina (Barrón, min. 73).

GOLES:
0-1, Gabri Ortega (min. 6); 1-1, Etxaniz (min. 23); 2-1, Aitor Ramos (min. 85).

ÁRBITRO:
Latorre Gracia (Aragonés). Amarilla a Uche; y a Almagro y Álvaro González.

También podría gustarte