Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El Bodegas Rioja Vega se despide de la forma más cruel de la fase de ascenso

No pudo ser. Aunque ayer el Bodegas Rioja Vega venció, esto no fue suficiente.

El Bodega Rioja Vega había comenzado muy fuerte la temporada. Sin embargo, sin saber muy bien por qué ,sufrió un bajón y se dejó ir con las circunstancias, cosechando derrotas tan ilógicas como inesperadas.

Volvió a coger carrerilla en los últimos partidos antes de la conclusión de esta primera fase clasificatoria; pero era tarde, tan tarde como para que el mínimo error condenara a los riojanos a quedarse fuera de la lucha por los puestos de ascenso. Y así llegó el partido de Plasencia… y allí se erró todo lo posible y más. A pesar de todo, la suerte guardaba para el bodegas Rioja Vega una bala en la recámara, una última oportunidad.

Esta última oportunidad pasaba por Amorebieta y se encontraba en manos de un Ávila Auténtica que no se jugaba nada y, sin embargo, jugó mucho y lucho todo hasta el último instante.

En Logroño, con 21 arriba a 7 minutos para la conclusión del partido, había que empezar a mirar de reojo sin apartar la vista del Palacio de Deportes al partido del Zortnoza ante el Ávila Auténtica. El resultado se mantenía igualado y que, según la información que llegaba, acababa de regresar del descanso.

La imagen del palacio era la de los móviles en las manos intentando saber el resultado a través de la web de baloncesto en vivo de la FEB, mientras el Bodegas Rioja Vega seguía ampliando su ventaja.

Los nervios cada vez eran mayores por el desconcierto que producía el hecho de que el partido en Logroño estuviera a punto de terminar y los datos que llegaban desde Amorebieta situaban el encuentro con el marcador al final del tercer cuarto.

Acababa el partido con 91-65 y el Zornotza iba 6 abajo. Después sólo 1. Y más nervios. Y después 3 arriba. De un lado a otro, nos dirigíamos prensa, aficionados, directivos, e incluso el director general de deportes, intentando seguir el encuentro a través de las imágenes que comenzaban a llegar.

Y también aparecieron los jugadores. Jordan fue el primero en aparecer en la cancha enchufado a su móvil. Luego fueron los demás. Uno de ellos, Erik Nissen, al percatarse del retraso que llevaba la retransmisión a través de smartphone, conectó con su pareja vía videollamada para que le trasmitiera la imagen dede un ordenador. Parecía que si lo veíamos antes, si llegábamos antes, la ventaja del Zornotza se esfumaría y el Ávila Auténtica se haría con el partido.

3 abajo. ¡FALTA! tres tiros. Dos dentro… no puede ser. Falta para el Zornotza. Uno dentro. ¡Dos tiros! Canasta, canasta, canasta… ¡PRÓRROGA!

Más tensión y más nervios. Lafuente no podía más y se alejó del grupo yéndose a la entrada del túnel de vestuarios. Estaba allí, viéndolo todo; pero sin querer mirar. Cada canasta del Ávila se celebraba como un triple de Jordan o Noguerol por jugadores y aficionados. Quedaban 13 segundos y el Zornotza estaba dos arriba y la posesión era para los visitantes “¿te jugarías una de tres o irías a por una de dos?”.- preguntó a sus compañeros un jugador del Bodegas Rioja Vega.

Se jugó el triple y lo falló. Noguerol sentenció “nada, se ha acabado” y con esas palabras se esfumaron tan rápidamente las ilusiones de los aficionados como abandonaron la cancha apesadumbrados los jugadores.

El Bodegas Rioja Vega se quedó fuera de la manera más cruel posible. Ganando su partido y haciéndose ilusiones con algo en lo que pocos creían durante más tiempo del estrictamente necesario. Hasta los últimos segundos. 13 segundos y un triple metería al Bodegas Rioja Vega en los play off, una canasta de dos forzaría una nueva prórroga o, si no, el Bodegas Rioja Vega tendría que luchar por mantener la categoría. La suerte había traído al equipo riojano hasta aquí; pero… Es lo que tiene la suerte, que puede ser buena o puede ser mala y hoy, el Bodegas Rioja Vega jugó su suerte en ese 13. Curiosamente, el 13.

También podría gustarte