Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

El AD Quel suma tres puntos en su debut en casa en Segunda B

Creer, luchar y vencer. Y eso hizo el AD Quel. Creyó el Quel, luchó sin bajar los brazos y remontó un partido que llegó ponérsele muy cuesta arriba. Tres puntos y saber que la próxima semana, si la condición sanitaria no cambia y no se establecen nuevas medidas, el sueño continúa y podrá viajar a Navarra para jugar frente al CD Ibararte

A los tres minutos del inicio del encuentro, se adelantó el equipo visitante. Igualó el Quel cuatro minutos después por mediación de Guillermo. Pero no tardó en dar la repica el equipo bilbilitano y volver a adelantarse, con un disparo raso de Carlos, en el lanzamiento lateral de una falta.

Santiago igualó de nuevo la terna, pero, tras ello, y a cinco para el final, Carlos robó un balón en el centro del campo, se inventó una jugada y batió por bajo al meta riojano. De nuevo, los queleños estaban obligados a remontar mientras, una y otra vez, sus ocasiones se estrellaban con un extraordinario portero que lo detenía todo.

Hasta tres dobles penaltis en este primer tiempo desaprovecharon los de Quel. Dos los paró el portero y el último, fruto de esa desazón de ver como Alejandro lo sacaba todo, ni siquiera encontró puerta

Para colmo, a uno para encarar el camino de vestuarios, marcó Héctor y puso el 2-4 en el electrónico.

SEGUNDA PARTE DEL PARTIDO

Comenzaron los segundos veinte  minutos del debut en casa del Villa de Quel con los riojanos por detrás, por dos goles, en el marcador y, al poco de comenzar la segunda parte, Carlos, gracias a una falta directa, ampliaba aún más la ventaja del Calatayud.

Desde el 2-5, el sueño de cosechar los primeros puntos de la temporada se antojaba cada vez más difícil, mucho más cuando el calor de tu público es sustituido por la frialdad de una grada vacía.

El AD Quel estaba retransmitiendo el encuentro a través de sus redes sociales y, a través de ellas, sus seguidores mostraban el apoyo a los suyos confiando que su aliento llegara a ese frío pabellón.

En el minuto 16, Adrián Pacual recortó diferencias. Dos minutos después, Mario hacía lo propio y marcaba el cuarto.

4-5 y una intensidad infernal en la pista con Alejandro haciendo lo posible y lo imposible para evitar que los riojanos perforaran la portería, parando incluso con su cara cuatro remates.

Ya, tras la cuarta parada con su rostro, el portero no pudo continuar. Lesionado y dolorido dejó su puesto a Héctor Martín, cuya labor no desmereció la del portero titular. Una vez, y otra vez, y otra más los queleños chocaban contra el muro que el Calatayud seguía tenía bajo palos.

Dispuso de muchas y de diferentes maneras, en diferentes posiciones, a través de disparos largos, cortos, fuertes, sutiles e incluso rebotes para marcar el Quel; pero el empate no llegó hasta el minuto 16, a cuatro para el final. Lo marcó Mario, de nuevo Mario y, dirigiéndose a la cámara, se lo dedicó a los que seguían desde sus casas, lejos de la grada, el encuentro. El héroe del partido de playoff rubricaba un empate que sabía a un punto.

Calma, tranquilidad y cabeza, reclamaban a los jugadores del Quel desde la banda. Pasó un minuto, uno de esos de un fútbol sala intenso que duran lo que toda una parte de un partido cualquiera, y Chema, su primer goleador histórico en esta nueva división, volvió a poner a los de Quel por delante. 5-4 y a aguantar.

Ahora tocaba aguantar ¡y vaya si aguantaron los de Quel! hasta ese final, ese en el que tocó celebrar, ¡y vaya si lo celebraron! Y es que habían remontado y habían reafirmado merecer ese derecho que se ganaron durante una calurosa mañana del mes de julio, ese de poder vivir su sueño de jugar en esta anhelada Segunda B del fútbol sala.


Y lo celebraron con los suyos desde el centro del campo, con esos que hoy no pudieron acceder al pabellón, con esos que hoy debían conformarse con mirarlos desde casa. Con esos junto a los que soñaron durante años que el partido de hoy podía ser realidad; con esos junto a los que caminaron a través de esas canchas que los trajeron hasta aquí. Con esos que dan sentido a este deporte y a todos los demás.

También podría gustarte