Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra
Casa rural 500

Dos chispazos en la recta final decantan el duelo en Valladolid para la UD Logroñés

Triunfo de la UD Logroñés en el José Zorrilla ante el filial vallisoletano por 0-2 en un duelo que tuvo que esperar hasta la recta final del choque para decantarse y en el que los riojanos volvieron a mostrar su cara más pragmática.

Arrancó el duelo con novedades en la zaga riojana. Dos de sus mejores jugadores en las últimas fechas; Fer Cano y Simic, esperaban su oportunidad desde el banquillo y eran Arriegui y Diamanka los que ocupaban su lugar. Por el sancionado Castellanos era Guarrotxena quien tomaba el relevo, volviendo así al once titular tras varias jornadas alejado de él.

De inicio tuvo más presencia y más balón el bloque de Mere pero sin generar peligro sobre Aceves. El primero que puso a prueba al zaguero local fue Aridane con dos remates de cabeza consecutivos. Le siguió Guarrotxena, también con la testa, pero sin acierto.

La recta final de primera mitad trajo una UD Logroñés falta de ideas en tres cuartos y un Valladolid Promesas con prisas y errores en la salida que permitían robar a los riojanos pero que no aprovechaban a salir rápido a las contras. Fran Rodríguez pudo tenerla en un balón colgado al palo largo por Iñaki pero no acertó en su entrada desde segunda línea.

La segunda mitad trajo ciertos sustos iniciales por parte del filial vallisoletano pero sin excesivo peligro para Serantes. Fue creciendo el conjunto riojano con el paso del tiempo pero no encontraba el gol pese a que fueron varios los intentos. Dubasin lo intentó por partida doble obligando a Aceves a evitar el tanto con una gran mano.

Lo estaba intentando la UD Logroñés a la vieja usanza (con balones largos) y en una de esas llegaría el primero. Iñaki recibía en banda y ponía el centro al punto de penalti para que Aridane rematase de cabeza a las mallas. Era el minuto 70 y poco iba a tardar en volver a ver puerta el conjunto blanquirrojo.

Seis minutos después, el central vallisoletano cometía un error grotesco en la salida de balón en su propio área. Alfaro la robaba, cedía a Rodri Ríos, recién entrado y este cedía al ’11’ riojano para que marcase a placer.
Mucho tiempo después mandaba la UD Logroñés en un partido por más de un gol. El Valladolid Promesas bajó los brazos en la recta final y el triunfo no peligró para los riojanos.

Victoria importantísima para romper la racha de partidos sin vencer y que permite a los riojanos aprovechas los tropiezos de rivales directos para auparse a los puestos de playoff con 43 puntos. Próximo objetivo: Unionista de Salamanca en Las Gaunas, rival directo.

*Imagen de portada vía: @RVCantera.

También podría gustarte