Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Detenidos los propietarios de un establecimiento hostelero por un delito contra los derechos de los trabajadores

Dos trabajadores, que podían estar trabajando hasta 13 horas diarias, se encontraban en situación irregular, escondidos en la cocina, para evitar ser vistos por los clientes

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja en una operación conjunta con Inspección de Trabajo Y Seguridad Social, en lo que se ha denominado “Operación Dulce” han procedido a la detención de un matrimonio que regentaba un establecimiento hostelero de Logroño, por su presunta participación en un delito contra los derechos de los trabajadores.

Control Jefatura Superior de La Rioja e Inspección de Trabajo

El matrimonio tenía trabajando a varios empleados en la parte de cocina sin permiso de residencia y realizando jornadas laborales de hasta 13 horas diarias.

Dos de los trabajadores de este local, carecían de permiso de residencia y trabajo en España, por lo que se encontraban en situación irregular en el país. Y los dueños del local les proporcionaron datos personales, tales como el nombre y apellidos y NIE de otras personas en situación regular en España, para que en caso de un control policial o Inspección de Trabajo, proporcionaran estos datos a los agentes.

Así sucedió cuando desde la Jefatura Superior de La Rioja, junto con Inspección de Trabajo, se llevó a cabo un control en el citado establecimiento, que estas dos personas proporcionaron a los agentes datos pertenecientes a otras personas que contaban con DNI y su situación era regular.

Antecedentes de hecho

Los investigadores tienen conocimiento, desde principios del año 2024, de que en el citado establecimiento se están cometiendo prácticas ilegales, más concretamente por la existencia de trabajadores sin permiso de residencia y sin permiso de trabajo. Y la existencia igualmente de trabajadores con jornadas laborales muy superiores a las estipuladas por ley y recibiendo salarios muy por debajo de lo que les correspondería por las horas trabajadas. Ante tales informaciones, se lleva a cabo una Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el pasado mes de febrero.

Jornadas de trabajo

Las jornadas de trabajo que estas dos personas realizaban eran muy superiores a las establecidas reglamentariamente. Oscilaban entre las 10 y las 11 horas de trabajo sin pausa para comer la mayoría de las jornadas y descansaban un día a la semana. En alguna ocasión, los dueños del local, permitían que otros trabajadores realizaran 13 horas de trabajo por la cantidad de 40 €, ‘la parte proporcional de dividir 1.200 euros entre 30 días de trabajo”.

Cuantías económicas

Según el Convenio laboral que es de aplicación a estos trabajadores, se ha podido calcular el dinero que estos empleados han dejado de percibir por las irregularidades en su situación. Uno de estos habría dejado de percibir más de 20.000 euros, debido a las excesivas horas de trabajo que llevaba a cabo durante casi toda la semana; otro de los empleados, según las horas trabajadas y durante casi todos los días de la semana también, habría dejado de percibir casi 3.000 euros por parte de la empresa; y el tercero de estos, habría dejado de percibir casi 4.000 euros. Un total de casi 27.000 euros que los dueños del local deberían haber entregado de manera legal a sus empleados por el trabajo que estos llevaban a cabo.

El salario que estos empleados recibían era muy inferior a las horas facturadas, lo que deja entrever el abuso que los detenidos poseían sobre estos, al estar en situación irregular, lo que les hacía aceptar estas jornadas interminables.

Autores de los hechos

La mujer, nacida en Colombia y de 41 años de edad y con residencia en Logroño.
El hombre, también de nacionalidad colombiana y de 36 años de edad, y con residencia en Logroño.
Ambos carecían de antecedentes policiales previos.

También podría gustarte