Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

Concha Andreu supera la investidura y el jueves tomara posesión como la primera presidenta del Gobierno La Rioja

El Parlamento de La Rioja ha celebrado esta mañana la segunda sesión de investidura en la que, para que ésta fructificara, el pleno del Parlamento debía manifestarse, por mayoría absoluta, a favor de la candidata propuesta. Era la segunda vez que Andreu se enfrentaba ante esta tesitura, una vez que en julio Podemos impidió, con su NO, esta investidura.

Ha costado mucho; pero mucho mucho mucho, escuchar el sí de Raquel Romero. Ha tardado mucho en llegar. La diputada de Podemos, siendo conocedora de lo tarde que llega este apoyo a Concha Andreu, ha comenzado su intervención pidiendo disculpas “por el espectáculo que hemos dado. Pido perdón”.

El sí ha resonado fuerte, firme y contundente entre las paredes del claustro del antiguo convento de la merced y, a él, le ha seguido una salva de aplausos.

Era el aplauso que ponía fin a la tensión vivida en los últimos dos meses en la comunidad autónoma de La Rioja, un largo tiempo con un gobierno bloqueado y sin saber si se resolvería este episodio o si debería regresarse a las urnas. Era el sí que daba a La Rioja un nuevo presidente, el octavo; en este caso presidenta, la primera.

Sin embargo, lo que, en un principio, parecía que sería una jornada tranquila, no lo fue así. Con todo firmado, todo acordado, con un gobierno y su estabilidad asegurada; todo tembló en un instante cuando Raquel Romero abandonaba llorando su escaño y allí llegaba el sobresalto.

Durante unos eternos minutos se encerró en el despacho del grupo parlamentario de Podemos donde permaneció acompañada por algunos miembros de su formación, entre ellos Mario Herrera; mientras, Nazaret Martín y Amaia Castro se hallaban charlando fuera del parlamento.

Raquel Romero volvía al escaño; pero la tensión parecía no superarse del todo. Hasta que, al fin, Romero miraba hacia el público que se encontraba arriba y le hacía un gesto positivo a Mario Herrera, quién se ubicaba allí junto con Joaquín Giró de Equo. Parecía que ya… pero ¿y si no?

Y llegó  la votación que, por suerte para los corazones de muchos, deparó que se iniciara por Francisco Ocón, por lo que el voto de Raquel Romero no tardó en llegar

y sonó sí y esas dos letras lo cambiaron todo. Cambiaron 24 años de gobierno popular. Pusieron fin a cuatro años de gobierno de Ceniceros, el presidente no electo que salió de la mesa del Parlamento y ahora regresa a ella. Y trajeron, indudablemente, un cambio para La Rioja que el tiempo determinará si bueno o no.

Por el momento, lo que es seguro es que esto nos deja a la primera mujer presidenta de la historia del ejecutivo riojano y un regustillo extraño a que tal vez la noticia es que esto siga siendo noticia.

También podría gustarte