Actualidad Rioja Baja
Medio de comunicación para conocer lo que pasa en nuestra tierra

32 explotaciones sospechosas de EHE y 33 confirmadas en La Rioja

Se eleva el número de animales afectados por EHE que necesitan atención veterinaria en las explotaciones ganaderas bovinas de La Rioja.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, ha actualizado hoy viernes, día 27, los casos positivos de enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE), que ya se encuentran en explotaciones ganaderas de las comarcas de Arnedo, Torrecilla de Cameros, Logroño, Nájera, San Román de Cameros y Santo Domingo de la Calzada.

El Laboratorio Regional de la Comunidad Autónoma de la Rioja, procesa las muestras recibidas por parte de los veterinarios clínicos de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera.

A día de hoy, son 65 explotaciones donde se han declarado casos de animales sospechosos de EHE. De ellas, en 33, han sido confirmadas las muestras como positivas. Se estima que el resto, que está en proceso, lo sean también, tras los evidentes signos clínicos manifestados por los ganaderos y veterinarios. Sobre un censo de 8.265 animales, se han obtenido muestras positivas en 141 animales de las comarcas ganaderas afectadas.

La previsión es que, en pocas semanas, con la desaparición del mosquito se interrumpa la transmisión de la enfermedad, con lo que disminuirá notablemente la incidencia de la EHE.

La enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE) es una enfermedad vírica infecciosa no contagiosa transmitida por vectores (Culicoides spp.) que afecta a rumiantes domésticos y salvajes. En el ganado vacuno puede producir clínica moderada y autolimitante durante unas dos semanas. Asimismo, el ganado ovino es susceptible a la infección, pero poco a la enfermedad clínica, y el caprino es muy poco susceptible a la infección. Dicha enfermedad, afecta también a los ciervos, donde cursa de forma más grave, y puede afectar también a gamos y corzos.

Este virus pertenece a la familia Reoviridae, género Orbivirus, y tiene muchas características morfológicas y estructurales en común con los otros miembros del género, especialmente con el virus de la lengua azul, y cuenta un periodo de incubación de 2 a 10 días.

 

Enfermedad que no afecta al ser humano

La EHE no se trata de una enfermedad zoonótica, por lo que no se establece ningún tipo de restricción con relación al movimiento o consumo de productos de estos animales (carne, leche, piel, etc.), ya que no es una enfermedad que afecte al ser humano.

 

Medidas de lucha y prevención

Los síntomas y lesiones son muy variables, predominando los signos clínicos a nivel de boca y ollares, fiebre, inapetencia, adelgazamiento progresivo, abortos y, en algunos casos, la muerte del animal.

Al tratarse de una enfermedad vírica, no existe tratamiento específico, aunque gran parte de los animales se recuperan con el apoyo de una terapia sintomática con antiinflamatorios y antibióticos. Hasta la fecha, se ha comunicado la muerte de 16 animales, en principio, como consecuencia de esta enfermedad.

No existe vacuna autorizada en la Unión Europea, por lo que la única medida preventiva es la lucha contra el vector, a través de la desinsectación de animales, medios de transporte e instalaciones, así como el uso de repelentes.

 

Régimen de movimientos y zona de restricción

En estos momentos todo el territorio peninsular de España es zona de restricción, habida cuenta de la detección de la enfermedad en todas las comunidades autónomas, excepto las insulares.

Respecto a los movimientos nacionales dentro del área restringida no existe ningún tipo de restricción, recomendándose únicamente adoptar las medidas de prevención ya referidas.

Para el movimiento desde la zona afectada hacia zona libre, los animales y vehículos deben estar desinsectados con ausencia de sintomatología en ganado bovino. En cuanto a la exportación a países terceros, el Ministerio de Agricultura establece requisitos sanitarios según destino.

Con el avance de la enfermedad hacia otros Estados miembros, se está planteando la posibilidad de movimientos intracomunitarios entre zonas restringidas sin condiciones especiales, más allá de la ausencia de síntomas y el uso de desinfectantes.

También podría gustarte